A. Borón: “EE.UU. está obsesionado con el canal de Nicaragua desde mediados del XIX”

Entrevistado por Dante Palma en el programa “No estoy solo”, el sociólogo y politólogo se refirió a la gravedad de la denuncia del gobierno boliviano. Además analizó la continuidad y las diferencias entre la nueva ola de gobiernos progresistas latinoamericanos y aquella de inicios del siglo XXI

Lo primero que quería preguntarte para ubicarnos en cuanto al nivel de magnitudes, ¿cuán grave es la denuncia del gobierno boliviano sobre el gobierno de Macri?

Yo creo que es muy grande, fijate que primero es la denuncia que hace un gobierno que surge después de un golpe, un gobierno como el de Luis Arce que significa una transición democrática, un nuevo inicio de una transición democrática y en donde exhibe una documentación que demuestra que otro gobierno que había surgido también de las urnas, que no era un gobierno de facto, colaboró activamente ofreciendo armas, municiones, etcétera para ser utilizados por el gobierno golpista de otro país, o sea, por donde se lo mire es una cuestión censurable. Nosotros internamente en la Argentina preguntarnos cómo es posible que un gobierno electo popularmente con sufragio universal haya incurrido en un acto claro de injerencia en otro país y además injerencia hasta criminal podría decirse porque no es que se le mandó ayuda al desarrollo económico, no se le mandó expertos o médicos, alfabetizadores, sino que se les mandó armas, armas letales en muchos casos, que pocos días después probablemente, no lo sabemos pero probablemente, hayan sido utilizadas en las dos grandes masacres en Senkata y Sacaba. Es realmente muy grave como una forma de intervencionismo del gobierno argentino, como una anomalía en los procedimientos propios de la administración pública en la República Argentina ya que, ¿dónde están los registros?, la pregunta que hacía Aníbal Fernández, ¿dónde está asentado todo esto? Porque no es que enviaron unos pocos cartuchos, es un cargamento bastante significativo, o sea que es un asunto grave, puede comprometer muy seriamente al expresidente Macri, todavía no lo sabemos dependerá de cómo evoluciona la cuestión jurídica en Bolivia y también en Argentina y además abre una sospecha de que todo esto, como dirían en Estados Unidos, se trató de una conspiración porque no es casual que el gobierno de Lenin Moreno haya hecho más o menos lo mismo aportando armas y municiones a los golpistas y el sospechoso viaje que en su momento se produjo cuando Ivanka Trump llegó nada menos que a la provincia de Jujuy con un avión, con un cargamento que nunca se supo exactamente qué destino tenía pero sí se supo que había en Jujuy ciudadanos bolivianos que llevaron esa carga para Bolivia. Entonces acá estamos en presencia de una operación que puede tener grandes repercusiones para el Presidente Macri, para la ministra de Seguridad en ese momento Patricia Bullrich y probablemente algunos jefes militares involucrados en todo esto.

Más o menos creo que todos conocemos la historia de inestabilidad democrática que atravesó Bolivia en línea con la historia de inestabilidad democrática que atravesó la región más allá de cuestiones puntuales. Saliendo un poco de la historia de Bolivia, ¿cuál es la importancia que tiene el país geopolíticamente? ¿Por qué hubo tantos intereses en que, en este caso Evo Morales, dejara el gobierno?

Creo que siempre que tenés un gobierno reformista que hace las cosas bien es una muy mala noticia para los poderes establecidos en el sistema internacional, una mala noticia para el imperialismo. Si un gobierno como es un gobierno reformista, un gobierno que echó al embajador de los Estados Unidos cuando se comprobó que estaba totalmente vinculado a un plan para desestabilizar al gobierno de Evo Morales en el 2008, no solamente tumbar al gobierno de Evo sino que la idea era lograr la partición de Bolivia como tiempo después se hizo en Sudán, que hoy tenés Sudán del norte y Sudán del sur, la idea en Bolivia era Bolivia occidental y Bolivia oriental, la Bolivia oriental, la Bolivia del llano, la Bolivia tropical, la Bolivia del petróleo, etcétera y de la soja en manos de los sectores más racistas y retrógrados y dejar el altiplano con toda la posibilidad que tiene el litio, que en todo caso es mucho más complicada, en manos de los sectores vinculados al MAS, ese era el plan y por eso Evo echó a Philip Goldberg que era el embajador norteamericano allá. La centralidad de Bolivia tiene que ver en parte con la cuestión del litio que es lo que muchos dicen el equivalente del petróleo en el siglo XXI y creo que además tiene que ver porque juega un papel importante en todo ese equilibrio geopolítico de Sudamérica, es un país que por algo del Che Guevara dijo que era donde debía comenzar el proceso de emancipación sudamericana; yo creo que hoy en día uno puede decir bueno pero hubo ahí tal vez una exageración, es cierto, pero la riqueza minera de Bolivia es algo fenomenal y el éxito del gobierno de Evo Morales basta con ir, yo he ido muy frecuentemente a Bolivia desde hace casi 50 años, te digo que los cambios que se produjeron bajo Evo Morales en Bolivia son realmente asombrosos. Entonces era un mal ejemplo por el hecho de que se demostró que un gobierno antiimperialista puede hacer una excelente gestión, estabilidad monetaria, inflación de no solo un dígito sino menos del 5% prácticamente todos los años, crecimiento económico realmente fenomenal, gran expansión de las capas medias, abatimiento en buena medida de la pobreza extrema en Bolivia, aparte de eso el tema de los recursos del oro blanco como le llaman al litio, todo eso hace de Bolivia un país realmente muy importante que además facilitaba la obra de los sectores externos que quieren entrometerse por el hecho de que es un país que tiene ahí una fractura muy fuerte entre el altiplano y el llano tropical y eso es real; el llano que es Santa Cruz de la Sierra, fundamentalmente la parte amazónica, es una región dominada por sectores de derecha y de extrema derecha cuyas manifestaciones la vieron muy bien en el golpe en noviembre de 2019, movidos por un odio ancestral a los pueblos originarios, a la pachamama, la wiphala, a todo lo que eran las tradiciones históricas de los pueblos bolivianos y de las nacionalidades bolivianas y por eso una cabeza de playa muy fuerte para la penetración de intereses extranjeros en Bolivia.

Podría enumerar la Constituyente en Chile, un eventual regreso de Lula quizás el año próximo por lo menos tal como dicen las encuestas, el triunfo de Castillo en Perú, ¿estos hechos permitirían pensar en una suerte de “regreso” de cierta hegemonía de gobiernos populares en la región como fue a principio del siglo XXI? Y si es así, ¿qué tiene en común estos gobiernos populares y cuáles serían las diferencias con aquellos que comenzaron tan fuerte a principios de siglo?

Creo que sí, creo que está cambiando el clima sociopolítico latinoamericano eso es innegable, ¿cuál era la gran nave insignia del modelo neoliberal en América Latina? Era Chile como país, era lo que exhibían permanentemente. Recuerdo haber leído por ejemplo documentos del Banco Mundial, uno de cuyos capítulos decía ‘Chile como modelo’, o sea ya no era la opinión de un tipo en un programa de radio o en un programa de televisión a la noche o un editorial de los medios hegemónicos exaltando el modelo chileno, era el Banco Mundial en el que en un informe sobre el desarrollo de América Latina plantea claramente Chile como modelo, bueno eso se vino abajo y se vino abajo porque era una farsa, no era un modelo, era un proyecto de expropiación masiva del pueblo chileno a través de las administradoras del fondo de pensión y a través de la privatización de todo, les faltó privatizar el aire. Chile es el único país del mundo, dicho por los propios expertos chilenos, en donde el agua está privatizada desde su fuente, es decir, si vos tenés un pequeño campito en la precordillera y de repente surge un manantial, el agua que surge de ahí vos no la podés utilizar si sos un campesino de la zona porque es propiedad de las empresas que tienen el dominio del agua en Chile. Entonces fue un país saqueado y por eso cuando la gente se despertó porque la expresión es muy común en Chile, un país que yo visitaba muy a menudo en los últimos años ante la pandemia, decía nosotros estuvimos como zombies, nos hemos despertado, nos hemos dado cuenta que nos estafaron con los ahorros, las asociaciones aquellas de los fondos de pensión, ellos le llaman las AFP –no es AFJP como era acá en Argentina- entonces evidentemente eso se acabó ahora y la nueva Constitución va a ser una Constitución diferente, hay unas elecciones presidenciales donde la derecha todavía no tiene un candidato, están a cinco meses de las elecciones y no tienen un candidato que sea competitivo en este momento en las encuestas. Tenés lo que ha pasado en Perú, en donde hay que tener mucho cuidado porque Perú, hablando del litio, no aparece como el país del triángulo del litio que es norte de Argentina, norte de Chile y sur de Bolivia, Perú tiene mucho litio además con una ventaja, lo tiene en forma de roca no lo tiene como nosotros disueltos en las salinas lo cual le da una potencialidad de transformación enorme, mucho más sencilla que la que tienen los países que te mencioné recién. Perú es otro caso interesantísimo que emerge después de casi 31 años de predominio del fujimorismo porque si bien Alberto Fujimori dejó de ser presidente en el 2000, las instituciones, la Constitución, las normas, las leyes fundamentales de ese país hasta el día de hoy son las que fueron gestadas durante los años del fujimorismo, entonces Perú está cambiando vamos a ver si lo dejan, Castillo ganó hace más de un mes y todavía las instituciones electorales no se pronuncian a pesar de que la OEA dijo que la elección había sido transparente, legítima y válida pero vos fíjate lo que son las fuerzas del establishment para impedir todo esto y mirá lo que está pasando en Colombia donde por primera vez aparece ahora en las encuestas para la elección presidencial que habrá en menos de un año, en mayo del año que viene, aparece de nuevo el mismo escenario que en Chile, una derecha sin candidatos y una persona como Gustavo Petro que ha sido alcalde de Bogotá aparece punteando en las encuestas. Entonces me parece que esto configura un mapa que evoca un poco lo que bien decías de lo que había ocurrido en la primera década y media de este siglo pero que no va a ser igual porque va a ser más moderado, sin ninguna duda, que lo que fueron los procesos aquellos, faltan tres de las principales figuras que tuvo aquel proceso que son Hugo Chávez, Néstor Kirchner y Fidel que ya no están, otros están presos o sometidos a juicio implacables como Correa en Bélgica, como Lula amenazado mismo en Brasil, la situación de Cristina en Argentina prácticamente al filo de un abismo jurídico, del lawfare y todo lo demás, Evo Morales también con problemas jurídicos muy serios, o sea, será un proceso que no va a ser exactamente la reedición de todo aquello porque el mundo cambió mucho, en algún sentido cambio a favor, el mundo de aquella época era un mundo prácticamente del unipolarismo norteamericano, hoy en día el mundo ya no es más el unipolarismo norteameticano, el mundo es lo que yo digo una triarquía  constituida por Rusia, China y Estados Unidos, mal que le pese al presidente Biden que ha dicho que eso no es verdad, que en realidad Estados Unidos sigue siendo la primera potencia mundial, lo será en el terreno militar pero como dicen los expertos militares americanos seremos la primera potencia pero no podemos ganar ninguna guerra, fíjate lo que está pasando en Afganistán después de 20 años se retiran y los lo que quedan en el gobierno son los talibanes que eran aquellos que supuestamente iban a combatir y aniquilar; y desde el punto de vista económico China claramente está alcanzando y va a sobrepasar a la economía de los Estados Unidos en el 2025. Es un mundo cambiante que le abre nuevas oportunidades a estos gobiernos progresistas como hay hoy en día en Argentina, como hay en Bolivia, como hay en México, como tenés en gestación en otros países de Sudamérica porque antes era Estados Unidos o nada, en cambio, ahora tenés Estados Unidos, tenés China, tenés Rusia o sea tenés ahí cómo hacer un juego de diplomacia económica, política, cultural mucho más amplio, más moderado, menos altisonante, no vas a tener discursos como los de Evo, los de Chávez o como los de Fidel, mismo los de Kirchner diciéndole nada menos que al presidente americano acá e Mar del Plata que nosotros no toleramos ningún patoterismo, yo recuerdo esa frase de  Néstor Kirchner diciéndole a un Bush estupefacto que le traducen, no sé cuál habrá sido la traducción que le dijeron, que en este país no aceptamos que nos vengan a patotear, bueno… eso no se va a reproducir pero avanza lentamente una reconstrucción de la integración de América Latina, una coordinación internacional, me parece que son tiempos promisorios.

¿Qué es lo que está pasando en Nicaragua y por qué los ojos de Estados Unidos se han posado allí con tanta fuerza últimamente?

Porque Nicaragua junto con Haití es uno de los dos países que siempre han sido ambicionados por Estados Unidos de ser incorporadas a su jurisdicción. Estados Unidos está obsesionado con el Canal de Nicaragua desde mediados del siglo XIX. Nicaragua junto con Haití es uno de los dos países que ha sufrido durante más largos años la ocupación norteamericana. Lo que está ocurriendo en Nicaragua es que hay elecciones a fin de año y allá se aprobó el año pasado una legislación para penalizar a cualquier persona que en Nicaragua propiciara una intervención militar extranjera o solicitara ayuda de extranjeros para derrocar al gobierno, etcétera, y que recibiera fondos de agencias internacionales sin reportarlas ante las autoridades nicaragüenses. Hay un artículo que publicó el periodista Maurice Lemoine que fue durante largos años director de Le Monde Diplomatique, un hombre que no podés acusarlo y decir que es un chavista, un zurdo imparable para nada, hace un largo artículo donde demuestra que la legislación que se aprobó en Nicaragua es la misma que existe en Estados Unidos, o sea, vos no podés tener en Estados Unidos una persona que se presenta como candidato y que vos sabés que está financiada por Rusia y que ni siquiera lo dice, podría estar financiada pero tiene que estar registrada como un lobby en Washington. Bueno esto es lo que hicieron los nicaragüenses entonces, ¿qué fue lo que pasó? Aquellos que se beneficiaban de esta suma de dinero muy importante, pensá que estamos hablando de casi 80 millones de dólares que desembolsó el gobierno de Estados Unidos en los últimos dos años, es para un país que tiene una población que es la quinta parte o menos de la población argentina, aquellos beneficiados con esos recursos para sacarse de encima el tema de tener que responder ante la justicia dicen ‘bueno yo iba a ser candidato’, hay varios casos de tipos que no tenían ninguna chance de ser candidatos o que no habían anunciado que iban a ser candidatos y que de repente aparecen ahí diciendo “soy candidato, soy un perseguido político”; yo les recomiendo leer ese artículo y perdoname pero tengo que pasar el chivo porque sino no sé dónde se encuentra, yo lo recogí y lo puse en mi blog atilioboron.com.ar, entran ahí, buscan el artículo de Maurice Lemoine y hay una documentación impresionante, originaria de Estados Unidos, donde se demuestra “le hemos dado tantos millones a fulano, tanto a sultano”, en un momento que no eran candidatos, cuando se les aplica la ley y ellos ya sabían que la ley existía dicen “no, pero yo voy a ser candidato y esto es una persecución política”, el viejo juego de la derecha para apoderarse de un gobierno que mal que mal ha sido el que más disminuyó la pobreza y la criminalidad en todo Centroamérica, por supuesto, no es un gobierno de santos vos sabés Dante sos politólogo como yo, no existe gobierno inmaculado, en el mundo no se conoce, Maquiavelo decía que ni siquiera el Vaticano estaba a salvo de la corrupción, él lo decía con sorna de estar protegido por el Espíritu Santo y por Dios pero aún allí estaban estos pecados. Pero es un gobierno que cambió la cara de Nicaragua para bien a pesar del bloqueo, a pesar de las agresiones, y Estados Unidos está haciendo lo imposible por sacárselo encima y por eso aparece acá la ultraderecha recogiendo el caso de Nicaragua porque ya les fracasó el tema de Venezuela, ya no pueden seguir atacando a Maduro y todo lo demás porque ya se dan cuenta que eso no surte efecto, la población está harta y sabe que son mentiras entonces ahora se la agarran con Nicaragua, pero bueno ese es el pseudoperiodismo que no es periodismo de verdad son agencias de publicidad en los grandes medios hegemónicos de la Argentina que tratan de difundir esas mentiras.