ARSAT: nada que festejar

En un momento central para el desarrollo de la empresa de bandera, implementando buenas políticas púbicas descartada por la gestión macrista, Claudia Bello es nombrada en el directorio de ARSAT por la Jefatura de Gabinete mediante la Resolución 17/2022. 

La ex funcionaria ejerció varios cargos públicos durante la presidencia de Carlos Saúl Menem. Fue investigada, juzgada y absuelta en 2011 por supuestas irregularidades en la contratación de empresas para la campaña electoral de 1999.

El cuarteto femenino del expresidente Menem, dejó marcas profundas en la corrupción y privatización de empresas del Estado argentino.

Bello fue procesada por contrataciones irregulares en el “efecto Y2K”. Fue imputada por aplicar sobreprecios a contrataciones directas en la campaña de prevención de amenazas a las computadoras en el 2000. Luego de 12 años, la Justicia decidió absolverla, por prescripción de la causa. En su descargo, Bello dijo que no había tenido tiempo para convocar a una licitación pública y argumentó que la ley de contrataciones del Estado la habilitaba para hacer adjudicaciones directas por determinados montos.

Una de sus últimas apariciones públicas fue durante la campaña de 2019, cuando organizó una visita de Pichetto, entonces candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, a Mar del Plata.

Militó con el empresario Francisco De Narváez, el sindicalista Gerónimo Venegas y se acercó a la gestión bonaerense de Daniel Scioli. Cercana a Gustavo Beliz, ahora vuelve a la gestión de la empresa pública de Telecomunicaciones.

El nombramiento ofende la conciencia y la memoria de ARSAT, su creador Néstor Kirchner y el compromiso de muchos compañeros que trabajan con el ideario de construcción de la empresa pública que conecta a los argentinos.

Es preocupante a la designación de Belo en el directorio de ARSAT. Justo ahora cuando la empresa pública en plena expiación de la mano del Estado Argentino. El 21 de enero el jefe de Gabinete participó de la 3ª Mesa sobre Industria Satelital y Aeroespacial, en la que se reafirmaron inversiones estatales para garantizar la conectividad y el acceso a internet libre y gratuito y para financiar proyectos de servicios satelitales y aeroespaciales.

“Nuestro Gobierno no va a detenerse en sus objetivos pese a la decisión irresponsable de la oposición de dejar a la Nación sin presupuesto, este es un mensaje del presidente de la Nación, Alberto Fernández, que me pidió que les transmita en esta mesa de encuentro de ARSAT: en todo lo que tiene que ver con la industria satelital el Gobierno nacional va a seguir adelante, con sus planes y proyectos, con las inversiones que estaban previstas”, aseguró el Jefe de Gabinete. “Desde el Estado trabajamos para generar las condiciones que permitan a las empresas estatales y del sector privado tener una injerencia importante”, agregó el ministro coordinador y continuó: *“Esto es lo que queremos para la Argentina, cerrar brechas y generar oportunidades, en el marco de un país grande, extenso, diverso, un país con asimetrías que hay que ir cerrando”, afirmó Manzur.

En ese sentido, desde la Jefatura de Gabinete, el Gobierno nacional invirtió recientemente $289 millones en la contratación de ARSAT para la instalación, puesta en marcha y distribución de conectividad digital con el objetivo de asegurar el acceso a internet libre y gratuito en localidades de todas las regiones del país que aún no cuentan con este servicio. Contratación que pone a la empresa pública ante la necesidad de brindar servicios de última milla, para lo cual deberá organizar empresas locales para la prestación.

Las buenas iniciativas de comienzo de año para reducir la brecha digital en nuestro país, están a ensombrecidas por este nombramiento claramente político. Este ese contexto vale evaluar la decisión y esperar que sea revisada por la memoria tecnológica argentina y el desarrollo soberano.

*Alfredo Moreno. Ingeniero TIC en ARSAT. Profesor TIC en UNM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.