Carlos Caramello

ME DA MIEDO DE TU MIEDO

No se puede gobernar con miedo. Un presidente; un primer ministro; un mandatario no puede ni debe dejar de tomar una medida necesaria por temor al juicio de un diario, de un representante de la oposición y ni siquiera del repudio de un sector de la sociedad