Capitanich: “La tecnología puede ser un instrumento de dominación o también se puede convertir en un instrumento de liberación”

En una entrevista realizada en la Peña Digital Federal (PDF), el gobernador de Chaco Jorge ‘Coqui’ Capitanich analizó la relación entre democracia y tecnología y la situación geopolítica. Además, detalló los objetivos del Plan Chacho 2030. A continuación reproducimos un extracto de la entrevista de Peronismo Digital.

¿Cómo ves la relación tecnología-democracia? ¿Cómo afecta a las democracias de Sudamérica?

La tecnología como toda herramienta, en tanto no se convierta en un fin en sí misma, naturalmente coadyuva a propiciar una mayor democratización desde el punto de vista de la accesibilidad a información y obviamente a formación. Esta mañana yo estaba haciendo la apertura de dos diplomaturas y también una especialización con el ITBA respecto a ciencia de datos y la verdad es que estamos capacitando cerca de 65 compañeros y compañeras para trabajar esta vinculación entre datos, información y acción que es muy importante desde el punto de vista de la maximización de los resultados en materia de ejercicio de políticas públicas. La verdad es que vale bien la pregunta para hacer un gran desafío e interpelarnos respecto al problema de la democracia en el mundo de hoy. Nosotros estamos observando un mundo donde existe una hegemonía neoliberal, es una matriz hegemónica cuya contraposición o contrahegemonía no aparece nítida, por eso yo siempre reclamo la idea de que el Justicialismo se convierta en una Internacional Justicialista o una Internacional Solidaria que implique la convergencia de los partidos políticos y movimientos sociales y gremiales de todo el mundo para plantear una contraposición a esa hegemonía porque verdaderamente lo que se produce en el mundo de hoy es una contradicción entre democracia vs. corporaciones. Las corporaciones se han apropiado de los Estados para defender intereses minoritarios excluyendo las mayorías populares y obviamente minimizando nuestra concepción de la democracia. La democracia para el peronismo es aquella en donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés, el del pueblo. Por lo tanto, nosotros tenemos muy claro que desde el punto de vista de nuestra doctrina política lo que tenemos que bregar es por el equilibrio entre los derechos del individuo y los de la comunidad y promover una comunidad organizada. En esa inteligencia lo que yo advierto es que esta contradicción entre democracia vs. corporaciones lo que ha generado es una polarización en el mundo y esa polarización genera incluidos y excluidos. Los incluidos se vuelven conservadores y los excluidos, objetivamente, no tienen representación y ahí es donde se produce un punto de ruptura del sistema. Entonces, la tecnología, la comunicación digital es un elemento en donde efectivamente puede servir como parte de esa estrategia y esas herramientas hegemónicas del neoliberalismo, o puede también ser una herramienta para producir cambios de carácter estructural y social. Pero la democracia hoy para mi requiere una revisión de los principios de división de poderes emanados desde Montesquieu hasta la fecha. Creo que la democracia tiene un problema central, hay que plantear esta discusión entre libertad e igualdad. La libertad individual es naturalmente inmanente a la persona humana pero es necesaria la igualdad porque libertad sin igualdad implica una tensión irresuelta, lo mismo que representación y representatividad y lo mismo que legalidad y legitimidad. Por lo tanto nosotros necesitamos verdaderamente construir una democracia legítima, representativa y obviamente una democracia en donde la libertad tienda a la igualdad. Estamos absolutamente convencidos de que esa es la verdadera democracia que debe garantizar el derecho de las mayorías populares y la tecnología se constituye en una herramienta en donde la participación social y ciudadana, este tipo de debate de carácter virtual, apoya esta idea mucho más trascendente pero objetivamente la tecnología también es invasiva, a través de algoritmos y de ingenieros de datos promueve ciertas tendencias que aumenta el grado de hegemonía y desigualdad social. Y obviamente así como nosotros planteamos que debe producirse un objetivo máximo que es llegar a Internet de última milla –en nuestra provincia estamos en 40% y queremos llegar al 100% de conectividad en el año 2023 pero también las asimetrías en materia de conectividad, de calidad en la conectividad, del uso de la plataforma digital también agudiza las asimetrías estructurales en materia de distribución del ingreso. Por lo tanto, creo que es muy importante discutir la matriz política, la garantía de ejercicio de los derechos de las mayorías populares y la tecnología como herramientas para esa transformación.

Y con esta presión que se hace desde las corporaciones que decías que se apoderan del Estado pero que muchas veces tienen que ver con lo inmanejable, como los medios de comunicación, como algunas luchas que se llevaron en la Argentina. Hoy los enemigos son de características globales, quienes están fomentando este tipo de cosas son medios que no respetan países, fronteras, empieza a desaparecer un poco el Estado Nación, atacan de distintas maneras. ¿Cómo se hace para gobernar y construir a la vez una legitimidad que a veces va en contra de esos intereses?

Conceptualmente la hegemonía de base neoliberal ha tenido mutación en el tiempo y obviamente cuando hablamos de corporaciones que generan un proceso de cooptación del Estado para satisfacer intereses minoritarios implica efectivamente apoderarse de los criterios de regulación para favorecer sus propios intereses y obviamente lo que nosotros estamos observando es objetivamente que esto ocurre. Vos tenés en el sistema económico mundial cinco precios: el de la divisa que efectivamente es el dólar como moneda de reserva, tenés el precio del dinero que es la tasa de interés, tenés el precio de la remuneración del factor trabajo que es el salario, tenés el precio de los bienes y tenés el precio de los servicios. Cuando vos analizás la economía mundial el precio de los bienes está hiperconcentrado en oligopolios, duopolios o monopolios estrictos de insumos difundidos sin los cuales no es posible generar la provisión de insumos o bienes intermedios para los procesos productivos para la producción de bienes finales. O sea, el mundo tiene una hegemonía de base neoliberal desde el punto de vista político comunicacional pero basado en la articulación de precios relativos que se apropian del excedente. Obviamente manejan a su antojo el precio de los bienes, se apropian del excedente y obviamente también de la consumación de los servicios. Hoy el sistema de aeronavegación mundial está hiperconcentrado, hoy el sistema de fletes fluvial, marítimo, está hiperconcentrado, hoy el sistema ferroviario está hiperconcentrado. Todo el sistema de servicios es una manipulación en la estructura de precios, por ejemplo servicio de Internet, tecnología digital de punta, todo eso tiene una estructura de hiperconcentración en materia económica y eso fija precios. La tasa de interés obviamente la manejan a su antojo dentro del sistema financiero, la reserva de valor emitiendo moneda y transfiriendo inflación al resto del mundo lo manejan a su antojo y obviamente a su antojo han generado un proceso de transformación en el sistema capitalista, primero a través de un modelo fordista típico de asimetrías en los precios de los bienes exportables de los países, trabajando un proceso de industrialización acelerada de base fordista dividiendo entre los productores de materia prima y productos industriales; después descentralizando los niveles de industrialización en países periféricos, países asiáticos, China, etc. Ahora lo están haciendo a través de la cuarta revolución industrial con Internet de las cosas, con robótica e inteligencia artificial. ¿Qué significa eso? Están excluyendo la mano de obra, antes con la revolución industrial, la primera la segunda en Inglaterra lo que hicieron es una explotación irracional e inhumana del salario, aparecieron desde la Rerum Novarum de 1891 hasta las grandes revoluciones sociales, producto precisamente de una reivindicación social por parte de los trabajadores pero se basó en una explotación inhumana. Después hicieron este esquema de exacción especial del ingreso a través de productos primarios e industrializados, después descentralizaron a otros países con salarios de hambre y, obviamente, en todo momento lo que hicieron es apropiarse de los excedentes, concentrarlos y generar un proceso de dominación estratégica y estructural. Por eso yo creo que es muy importante, para los movimientos populares y para los cuadros políticos en proceso de formación tener un análisis riguroso de la realidad. ¿Qué análisis riguroso de la realidad hay que hacer? Hoy por ejemplo la pandemia puso al descubierto tres cuestiones centrales: primero la informalidad laboral. La población en el mundo se puede estimar en 7500 y 7800 millones de personas, se estima que 4500 millones de personas es la fuerza laboral y que entre 2500 y 3 mil millones de personas es la fuerza laboral informal, la que no tiene regulación laboral, la que no tiene aportes y contribuciones, la que no nutre el sistema de seguridad social. Entonces cuando vos tenés lo que ocurrió en esta pandemia y descubrís que tenés un sistema laboral con alta informalidad, un sistema de seguridad social laxo, precisamente por la falta de contribuciones y aportes y a su vez tenés un sistema sanitario precario, lo que pone es la estigmatización de la pobreza, exclusión y la economía del descarte. Por eso es muy importante remarcar que cuando vos mirás el mapa mundial, el 80% de África tiene actividad informal, 45% de América Latina, 25 % Europa y Estados Unidos, entonces estás observando una configuración de la desigualdad producto del ajuste desde el punto de vista de la exclusión social, pobreza, indigencia y salario. Por otro lado, tenés un problema serio de cobertura para la inclusión social por los sistemas de seguridad social y por el otro lado, obviamente ese desfinanciamiento estructural se genera en la precarización sanitaria. Estamos comparando un caso concreto, en la República hermana de Paraguay su ministro de sanidad ha dicho que tiene 75 terapistas y obviamente nosotros que somos provincia limítrofe observamos claramente que muchos de nuestros hermanos paraguayos se atienden en nuestros hospitales aun advirtiendo que nosotros no tenemos un sistema de salud bien consolidado pero aquí en la República Argentina existió Perón, el peronismo, Néstor, Cristina, existió Carrillo y existe una política sanitaria y un ministerio de Salud. Y la verdad es que eso tiende a observar claramente cómo se corrigen las asimetrías de carácter estructural. Por eso me parece que es un gran desafío, la tecnología puede ser un instrumento de dominación en el marco de la hegemonía de base neoliberal o también se puede convertir en un instrumento de liberación cuando es perfectamente utilizada como una red de articulación para generar una nueva capacidad de acción colectiva.

Hace un año, con casi el 50 por ciento de los votos, fuiste elegido por tercera vez por el pueblo del Chaco como gobernador. Desde entonces empezaste a trabajar por el “Plan Chaco 2030” ¿Cuáles son las prioridades actuales y los objetivos de ese plan?

El Plan Chaco 2030 está basado en tres ejes: uno es reforma constitucional para mejorar la calidad institucional, otro la agenda digital para promover el gobierno electrónico y el comercio electrónico con el objeto de optimizar la gestión pública del Estado logrando la despapelización plena y una plataforma digital que nos permita llegar a todos y cada uno de los ciudadanos y obviamente pretende, en tercer lugar, una descentralización. Los tres ejes para optimizar los mecanismos de gestión con participación comunitaria y territorial. En ese contexto nosotros articulamos esos tres ejes con un gran pacto político, económico y social sobre la base de 25 acuerdos sectoriales y 50 iniciativas de carácter legislativo para cumplir metas y objetivos de gobierno. Obviamente, como es muy extenso el plan simplemente planteo una síntesis. El plan tiene una meta de 3 millones de hectáreas de superficie sembrada en la provincia del Chaco basada en once cultivos de base industrial, eso va a permitir el equivalente a 9 millones de toneladas de producción para generar 250 mil aportantes al sistema de seguridad social o empleos de distintas características y obviamente va a generar 1500 millones de dólares de exportación. Nosotros allí lo que tenemos es claramente un modelo que nos permite tener un proceso de atracción de inversiones con el objeto de potenciar la tasa de crecimiento del producto bruto geográfico equivalente al 8 por ciento anual acumulativo y eso también nos va a configurar la ejecución de un plan de infraestructura pública que nos permita cumplir nuestros objetivos de energía para todos, agua potable para todos, cloacas para todos, viviendas para todos, avanzar con el gas para mayor número y fibra óptica para todos, junto al derecho a la educación, a la seguridad, a la Justicia y a la salud.