Claudio Scaletta: «No hay margen social para provocar un nuevo ajuste»

En el programa radial ‘No estoy solo’, el economista habló del acuerdo con el FMI, los ciclos de la economía Argentina, la falta de alternativas ante la crisis social y la imposibilidad de una nueva devaluación. Además se refirió a los límites que tiene el país para retomar una senda de crecimiento y apuntó a las verdaderas razones de la inflación en Argentina

En diálogo con Dante Palma, el Lic. en Economía de la UBA y autor de La recaída neoliberal (2017), Claudio Scaletta, analizó el acuerdo con el FMI que se estima estará firmado antes de marzo de 2022. Al ser consultado sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo que sea cumplible y que a su vez no suponga enormes sacrificios para la ciudadanía, sostuvo: “Es difícil empezar a contestar esa pregunta porque tradicionalmente los acuerdos con el FMI han sido acuerdos que se han hecho para no ser cumplidos y para mantener eternamente las renegociaciones y de esa manera mantener un ciclo de políticas neoliberales en la Argentina, digamos que uno de los grandes éxitos del macrismo literalmente fue haber vuelto al FMI porque volver al FMI no es solamente tomar deuda es volver a un determinado régimen de políticas. A mí me parece de todas maneras que lo que hay que pensar en la Argentina de hoy es que estamos en una situación de enormes restricciones, creo que no hay mucha conciencia de eso”.

En relación a los ciclos de la economía argentina, Scaletta se retrotrajo al 2011 cuando el país había sostenido un período de crecimiento que luego se frenó. “Lo que recuerdo de aquella época (2015) es que habíamos tenido un proceso largo de crecimiento que había durado más o menos hasta 2011/2012 con el altibajo de la crisis de 2008, a partir de ahí tuvimos una crisis energética que se tradujo en que aumentaron mucho las importaciones de combustibles, nos empezó a aparecer este déficit de divisas que produjo que el crecimiento más o menos a partir de 2012 se frenó. Ese ciclo de la economía argentina de que nos quedamos sin divisas y de que la economía se frena es histórico, se repitió con gobiernos de distinto signo y por distintas razones”.

“Lo que tenemos hoy es, además del endeudamiento que produjo el macrismo, es que tampoco tenemos el espacio social para seguir provocando una nueva devaluación, para ajustar transitoriamente la situación de escases de divisas porque después del macrismo que fue la primera pandemia vino la segunda pandemia que fue la pandemia real, la enfermedad, que provocó que la economía caiga nada menos que 10%, a veces nos olvidamos de esto”, explicó el economista. En este sentido afirmó que  “no hay margen para provocar un ajuste y decir ‘devaluamos y este problema de restricción de dólares que tenemos lo volvemos a parar de esa manera con menor actividad, menores importaciones’, no hay margen social, el resultado de las elecciones con esta caída de 20 puntos, nadie lo dice así perdimos 20 puntos, es catastrófica, para el gobierno significa una fuerte pérdida de poder político que lo deja en una situación totalmente distinta a la anterior”. Además, “la Argentina está tremendamente limitada para reiniciar un proceso de crecimiento porque no tiene divisas”.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la situación actual de la política y la economía argentina, Scaletta advirtió que “si no acordásemos con el FMI, yo en el pasado era de las personas que decían ‘no tenemos que acordar con el Fondo’ porque entendía la función de sostenimiento del orden imperial y de las políticas del gran capital que tiene el Fondo, pero la realidad es que hoy tendríamos una crisis cambiaria tremenda si no buscamos algún tipo de arreglo”.

Sobre las características del arreglo entre Argentina y el Fondo, Scaletta detalló en “No estoy solo” que “ya está definido, vamos a tener un período de gracia, se van a bajar las tasas, creo por lo que hablo con gente que está negociando que esto ya está definido, falta la letra fina de cuál va a ser el plazo si 10 o 20 años que no es tan importante, también se habla de una reforma laboral… la verdad es que más situación de apretar sobre la fuerza de trabajo que el presente, más flexibilización no creo que haya más allá de que el sector formal siga conservando una estructura de protección muy importante”. Sobre esta cuestión explicó que “existe una flexibilización de hecho porque cuando hay elevado desempleo y pobreza los trabajadores pierden poder de negociación”.

Por otra parte, el Licenciado en Economía analizó las causas de la inflación definiendo a la misma como “un fenómeno de costos de lo que algunos economistas heterodoxos italianos llaman ‘precios básicos’, esos precios básicos en la economía argentina son el dólar, las tarifas y los salarios, en distintos momentos estos tres componentes explican más o menos la inflación. El año pasado la inflación fue un fenómeno básicamente cambiario, a veces es solamente de tarifas, claramente en este momento no son los salarios el precio básico que se está moviendo”. En este sentido, concluyó que “lo que hay que resolver acá es la macro y el problema que tenemos hoy es que no podemos lograr una estabilidad en el mediano y largo plazo del tipo de cambio”.