Enrique Dentice: “El accionar del gobierno ha sido poco eficiente en el aspecto de control sobre precios”

En diálogo con Revista Mugica el economista y docente investigador de la UNSAM, Enrique Dentice, se refirió a la aceleración de la inflación y al rumbo de la economía bajo la actual gestión

La inflación se aceleró en el último trimestre del año pasado y hay una suba de precios que podemos observar particularmente en los alimentos ¿Por qué está ocurriendo esto?

La aceleración del último trimestre es el reflejo inverso de la cuarentena donde los consumos se cayeron a niveles muy bajos. Aun así, la inflación en un orden de 2 por ciento resultaba alta, más teniendo en cuenta un control de cambios, un congelamiento de tarifas, precios cuidados y una caída del nivel de ingresos debido a la disminución de la actividad en general y pérdida de puestos de trabajos en blanco. Por otra parte con una economía en negro del 40% los ingresos deberían haber morigerado la inflación, pero no fue así.

¿Qué ha hecho el gobierno en relación a este aspecto y cómo debería intervenir para que los precios no le ganen a los salarios? ¿Cuál debería ser la estrategia antiinflacionaria?

El accionar del gobierno ha sido poco eficiente en el aspecto de control sobre precios. Casi inexistente pues no se encuadra en ningún programa antiinflacionario. Además, caída de empleos y pérdida de poder adquisitivo como política han sido herramientas equivocadas.

¿Cómo se debe manejar la relación de los precios internacionales de los alimentos y los precios del mercado interno?

Algunos creen que no hay relación, sin embargo el precio sombra en la Argentina opera y se lo manejo correctamente en el gobierno de Cristina y Kicillof. Pero la suba de retenciones no es una medida que todos puedan tomar.

¿Cómo está el nivel de tipo de cambio? ¿El dólar está atrasado?

El dólar está esperando cuáles son las mayores debilidades que deberá afrontar el gobierno en términos de dólares comerciales de cosecha y de fondos financieros probables que se consigan en algún momento. Sin dejar de lado el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y hallar el camino para refinanciarse los use 44.000 millones en forma distinta a la realizada con los bonistas privados.

El fondo espera un nuevo programa y un nuevo compromiso. Argentina busca un programa plurianual con un amplio acuerdo político y social. Pero, lo más relevante en la negociación pasa por lo fiscal, las reservas y la inflación con reformas más profundas que permitan habilitar el acuerdo de facilidades extendidas.

El plan plurianual implica equilibrio fiscal en las cuentas públicas en un momento donde el COVID, aún es un tema presente. Las reservas que son importantes para el FMI y la inflación que si bien son materia de monitoreo, serán manejada por metas cuantificables. A todas estas metas cuantificables el FMI agrega las estructurales o sea la reforma fiscal.

¿Cuáles son las consecuencias económicas de la pandemia y qué análisis hacés de las políticas económicas impulsadas en el 2020?

En el 2020 se trabajó con muy poca gestión en lo económico. No se vio nada serio.

¿Cuál es tu pronóstico para este año?

Va a haber crecimiento pero no hay que esperar mucho de él. Es más un efecto de base comparativa, la inflación de seguir por sobre 3% mes va a dar casi 50% anualizada. Niveles de ingreso de la población por debajo de la suba de precios, muy por debajo, que me trae a la memoria como bajo la inflación Pinochet en Chile… la incógnita del COVID, entre otras cosas. Pero tan importante como lo técnico es necesaria una recomposición de Gestión del gabinete que es mucho tiempo sin hacer cosas necesarias para dinamizar actividad económica para disminuir desempleo y pobreza. La gestión no es contemplación sino acción.