Esteche: «Hay persistencias neoliberales en el gobierno»

Entrevistado por Dante Palma en el programa radial “No estoy solo”, Fernando Esteche se refirió a la exposición de CFK en la causa sobre el memorándum con Irán, a los presos políticos, a las marchas en Cuba, a la política exterior del gobierno nacional y las posibilidades electorales para un espacio que acompaña críticamente al Frente de Todos

¿Qué te pareció la exposición de Cristina en la causa sobre el memorándum con Irán?

Si tuviera que usar una figura metafórica callejera te diría que fue un golpe, una piña en la cara al lawfare, me parece que expuso todo el dispositivo no solamente en cuanto a la causa que nos competía de la que soy parte que era la causa del memorándum sino que habló del lawfare como dispositivo, como sistema, involucrando todas las causas, nombrando una por una y además evidenciando una cosa que ella ya había señalado en el estadio de La Plata y que pasó por arriba, a veces se malentiende y parece que el lawfare busca perseguir líderes, dirigentes o militantes y en realidad tiene un objetivo mucho más perverso que es la sobredeterminación de la política popular, el condicionamiento de la producción política popular y lo expresó cuando muestra los cuadros y cuenta la victoria que habían tenido en ONU, Timerman mediante, para regular los pagos de deuda soberana en términos más o menos decorosos para los países deudores y que justamente eso fue lo que disparó esta perversa lógica porque recordemos que la causa memorándum es parte del lawfare, no es una causa que nace en el macrismo es una causa que nace durante la presidencia de Cristina y justamente por eso hay que entender que el lawfare no es un dispositivo doméstico, no es Macri enojado metiendo presos dirigentes sino que es un dispositivo que el imperialismo usa para condicionar la política. En estos días lo decía Jorge Elbaum con Graña con datos muy precisos y puntuales que justamente Paul Singer, jefe de Laura Alonso, era quien financiaba y quien le compró una casa a Nisman en Uruguay, financiaba a Nisman para el mecanismo de extorsión que utilizó contra Cristina Kirchner, por eso a Cristina medio que se le quebraba la voz, no es que ella se quebraba, pero con toda carga emotiva señalaba esto de “a mí no me van a doblar el brazo”, así que me parece que fue eso. A mí me hubiera gustado, si me preguntaras concretamente, el tratamiento sobre quienes hemos puesto el cuerpo, hombres y mujeres que pusimos el cuerpo y fuimos víctimas puntuales de este dispositivo general que es un ataque al pueblo pero que a algunos nos ha tocado con nuestro cuerpo protagonizarlo intramuros, me hubiera gustado que si habla de causa vialidad lo nombre a Julio De Vido o que nombre a Roberto Baratta, que lo nombre a Amado Boudou, que lo nombre a Luis D’Elía, yo no estuve tres o cuatro meses preso como dijo ella, yo estuve dos años preso pero eso tiene que ver con giros discursivos es una pelotudez que por ahí nos incomoda a los que andamos con nuestros dolores humanos a cuestas pero en términos políticos e históricos te digo que vimos una estadista en otra sintonía y creo que por primera vez se pone en palabras en un tribunal de la Nación el ataque feroz que padeció nuestro pueblo y ojalá se pueda revertir a partir de esto.

Como decías vos estuviste preso casi 2 años por esta causa que a su vez, entiendo que vas a compartir conmigo esta aseveración, desde el inicio era muy endeble. Más allá de eso, te pregunto ahora sí porque fuiste vos quien pusiste el cuerpo, ¿por qué crees que hubo un particular ensañamiento sobre tu persona?

Si lo planteara así haría el ejercicio que no me gusta que hacen algunos dirigentes que se ponen como en una entidad política más importante de la que tiene, yo no soy un personaje que tenga mayor dimensión, de todos los que somos consortes de causas de Cristina y somos un centenar de personas yo soy el que tiene menos gravitación política histórica, lo digo sinceramente; pero ahí lo que hubo tanto en el caso de Luis como mío era la facilitación de la prisionización a partir de estigmas, anatemas que cargábamos nosotros de un discurso público que nos ponía en un lugar o nos presentaba de determinada manera que eso facilitaba, de hecho había que tener presos en la causa memorándum y los presos seguros y posibles éramos nosotros y después la continuidad de mi prisión garantizaba regular los tiempos de la causa justamente por tener una persona en prisión así que yo me lo explico desde ahí. Después creo claramente que hubo poderes oscuros que uno ha intentado con desigual suerte enfrentar como los sectores del terrorismo sionista israelí que yo creo que tiene mucho poder y que claramente han señalado a alguno de nosotros y nos han dado lo que ellos creen que es un escarmiento.

Saliendo un poco puntualmente ese tema, hace algunos días participaste del acampe que hubo en favor de Milagro Sala en Plaza de Mayo. ¿Creés que el gobierno nacional puede y a su vez debe hacer algo?

Sí, fuimos parte de la organización del acampe que para nosotros fue un hecho histórico que rompe con la modorra militante, que pone las cosas en su lugar, que interpela a la militancia en su conjunto de que se puede hacer política y se puede criticar y se puede señalar los errores sin que esto sea funcional a la derecha ni al enemigo sino solamente funcional a los intereses populares. Eso me parece que es lo que pasó con una plaza con cuatro días de acampe, con un cierre de un acto final con una Plaza de Mayo llena de compañeros y compañeras, sin aparato, sin acompañamiento o promoción mediática. El manejo discrecional que tiene Morales sobre la Justicia de Jujuy es tan discrecional que Morales lo ha dicho, lo ha dicho en algunos portales “me siguen presionando con Milagro Sala”. El 80% del financiamiento en la provincia de Jujuy son de recursos nacionales, hay mecanismos de regulación si querés no formales de construcción de gobernabilidad y el gobierno tiene todos esos dispositivos desde el Ministerio del Interior, desde los fondos que le gira, desde ponderarlo y empoderarlo o no ponderarlo y desempoderarlo que son gestos que podría hacer el gobierno, el tema es que no los hace. Lo concreto es que tiene una narrativa cuando habla con nosotros sobre el caso Milagro y nos dice que comparte nuestra mirada, que está preocupado, que intenta que eso se resuelva pero Morales hace lo que quiere en Jujuy ante una acusación fabulosa, fabulosa en términos de lo magnífica que es, de lo importante que es el apoyo al golpe de Estado, esto que hizo Morales que viajó con el Hércules, que fue con los bomberos, que se quedaron hasta dos días después de las elecciones en Bolivia, lo que es ya harto evidente la participación de Macri, Morales, el ministro de Trabajo de Jujuy en el golpe de Estado de Bolivia; ante una situación así el manejo discrecional que tiene el Poder Judicial de Jujuy y demás, esa provincia tendría que estar intervenida hace rato y eso es una decisión de la clase política que no la toma por diversos motivos, algunos sostienen que no la toma porque hay negocios en común con el litio y el cannabis medicinal, otro sostiene que no la toma porque no les da el cuero, otros sostienen como Coco Garfagnini en la carta que hace a los diputados que no la toman porque están cogobernando con el quórum que le dan los tres o cuatro diputados de Morales. Sobre la pregunta concreta que me hacés sobre si el gobierno puede hacer algo, claro que puede hacer algo y Milagro y todos los compañeros que todavía están intramuros podrían estar en libertad no con medidas del gobierno sino con gestos del gobierno. Ayer nomás le negaron la libertad condicional a Graciela López que es una compañera consorte de causa de Milagro Sala y eso fue un gesto de Morales para demostrar y jugar a esto, hablando mal, a ver quien la tiene más larga como la condecoración que hace Morales a su ministro que fue embajador en Bolivia durante el golpe,  lo condecora y se enfrenta y se le para cara a cara a Alberto Fernández como diciendo a mí no me van a correr, son gestos.

Publicaste un libro llamado Manual breve de geopolítica y eso me da el pie para preguntarte, ¿creés que la Argentina está siguiendo el camino correcto en materia de política exterior?

La política exterior argentina la verdad que es muy divertida en este gobierno porque viste que en la OEA votan una cosa, no sancionan a Nicaragua o Venezuela, en la ONU sí, Felipe dice una cosa y el embajador del lugar dice otra. Es muy divertida en el sentido de que yo creo que ahí no hay política exterior del gobierno, que eso está claramente en disputa entonces no hay una política de mediano plazo u orientaciones de mediano plazo y se ve muy claro en torno a las votaciones que ha hecho Argentina respecto de Venezuela, en torno al comportamiento de Argentina respecto del Grupo de Lima, o en torno al comportamiento de Venezuela respecto tanto de Nicaragua como de Cuba. Afortunadamente no hay una política porque si lo hubiera y siguiera con las persistencias neoliberales que sigue en muchos de los otros terrenos yo creo que estamos en condiciones más posibles de caer en una política exterior colonizada que autónoma y soberana, es decir, creo que estamos a esta altura muy lejos desde una política exterior que recupere el postneoliberalismo, el no al ALCA y todas esas cosas; algunas cosas son muy buenas a mí me parece muy bueno lo que está haciendo el negro Raimundi en la OEA, vamos a ver cuánto pueden perdurar orientaciones tan contradictorias dentro del mismo esquema de Cancillería.

¿Qué lectura hacés de las protestas en Cuba?

Primero me parece que hay que leerlo a la luz de que es tanto en Cuba como en Nicaragua como en Venezuela, de eso se trata el libro, eso es despliegue imperialista no hay que verlo desde ninguna otra manera, eso es el imperialismo operando como operó en Siria o como operó en Libia, eso es un concepto. Ahora separando eso el pueblo cubano ha soportado situaciones como la del período especial, el bloqueo y además después del desmoronamiento del muro de Berlín, lo que ellos tuvieron como período especial donde no tenían un grano de arroz para repartir en una familia, bueno ahí diariamente te llegaban los comités de defensa de la revolución, golpeaban la puerta de todas las casas de todos los cubanos preguntando ‘ustedes necesitan algo compañero, camarada, qué necesita, qué deja de necesitar’ y estaba presente el partido, conteniendo y defendiendo la revolución y salieron de una situación tan difícil como fue esa. Ahora tuvieron que salir a la calle con palos en la mano a hacer una demostración de fuerza que en otro momento hubiera sido innecesario, eso da cuenta de que hay ahí una brecha que tiene que ver para mí, los propios cubanos lo identificaron hace un tiempo con el documental que se llama “La dictadura del algoritmo”, esta idea de que cuando penetraron las redes y penetraron en las generaciones nuevas ahí aparece un proceso de dislocación o disociación de la construcción revolucionaria de las nuevas generaciones que no conocen lo que fue la dictadura o que viven nacidos ya en la revolución. Se ha desmoronado el turismo, Cuba vive de eso y producto del bloqueo apenas de eso, entonces hay cuestiones objetivas de la cotidianeidad del pueblo cubano complejas pero lo otro son pequeños grupos azuzados tampoco es que está el pueblo cubano levantándose, o sea el pueblo cubano hoy está en las calles defendiendo la revolución eso no debe obturar la cuestión de que está el imperialismo penetrando, la dictadura del algoritmo son las redes sociales y hay sectores lúmpenes de la revolución que están azuzados y alimentados para poder generar procesos destituyentes. Hay que estar atento y hay que verlo en ese misma dimensión porque es un ataque del imperialismo directo y si no lo comprendemos así vamos a creer que es un problema político interno, no es un problema doméstico es un ataque de los Estados Unidos contra el pueblo cubano y el gobierno.

No me digas a quién vas a votar pero, ¿estás de acuerdo con la gestión actual más allá de estas críticas que has deslizado en estas respuestas y a su vez creés que hay que buscar alternativas por afuera o en todo caso estas críticas se pueden resolver con alguna opción electoral dentro del Frente de Todos?

Yo como soy un actor político decirte que hay que buscar alternativa por afuera del Frente, bueno… las tendría que estar construyendo. Hasta aquí lo que se ha construido es todo por adentro del Frente de Todos. Este Frente tiene persistencias neoliberales muy jodidas, el lawfare. Cristina desliza una crítica a la gestión de deuda cuando ella dice cómo ellos construyeron un pago soberano, qué hizo Macri después y qué hizo el actual gobierno del que ella es parte, hay ahí una crítica… el lawfare, deuda externa, ríos interiores navegables, control de comercio exterior, hay muchas persistencia neoliberales que permanecen intocadas y que para mí es una cosa muy jodida porque uno ha militado y ha votado a este proyecto para que justamente eso sea desterrado y no sea ni siquiera planteado; pero sacando eso hasta aquí en el campo nacional y popular de izquierda genuina revolucionaria me parece que la tendencia es plantear la pelea ahí adentro, aspiramos a que permitan la pelea, que permitan el disenso y que permitan las tensiones, si hay un proceso de cerrazón política entre casas y además ninguna expresa los sectores de los que nosotros somos partes bueno ahí ya será un Frente de Todos expulsivo y nos dejará afuera por decisión del Frente y no nuestra. En principio creo que hoy por hoy están todos los actores por lo menos que me interpelan y que a mí me interesa mirar qué jugada hacen están hoy todos adentro del Frente, ojalá tengan participación después.