Francisco Balázs: «Si no tenés reservas en el BCRA, tenés que tener reservas políticas»

Entrevistado por Dante Palma en No estoy solo, Francisco Balázs analizó el acuerdo con el FMI y las dificultades estructurales que permiten imaginar una obligada renegociación en pocos años; además se refirió a la falta de plan del gobierno en torno a las exportaciones y el riesgo de una corrida cambiaria. A continuación compartimos un extracto de la entrevista.

¿Qué creés que puede ocurrir con el Fondo Monetario y cómo eso va a repercutir en el corto y en el mediano plazo con el gobierno o en todo caso con el que venga?

Mirá ahí de vuelta planteo el tema de la conducción política respecto a la negociación con el Fondo, no dudo de que si no se ha cerrado hasta ahora un acuerdo con el fondo es porque ha habido una reticencia del gobierno a cerrar un mal acuerdo o un acuerdo desfavorable a la Argentina, eso no lo pongo en duda. En los últimos 40 o 50 días quizás la voz de Alberto Fernández se ha escuchado más firme en esto de no firmar un acuerdo que caiga sobre los sectores más desfavorecidos, menos favorecidos en esta situación. A mí me parece que la batalla del fondo es una batalla política que hay que darla muy seriamente y que conlleva ciertos riesgos pero conlleva los riesgos de la grave situación que estás padeciendo porque acá el objetivo sería decir “bueno estamos en medio de una crisis profundísima, tenemos 50 por ciento de pobreza, un aparato productivo bastante rengo por más que recupere y problemas estructurales que están ahí como si fuesen irresolubles, entonces bajo esa perspectiva lo del Fondo es una desgracia que en algún momento tendremos que enfrentar y yo creo que es una gran oportunidad para tener una profunda discusión política que encierra la historia de la Argentina de los últimos 70 años, es un tópico esencial el endeudamiento de todos los procesos que han habido de endeudamiento por lo menos en los últimos 45 años y que tenés que ponerlo sobre la mesa y discutirlo muy fuertemente y terminar con esta estupidez de la épica de que el peronismo viene a resolver los problemas que genera el neoliberalismo, acá el neoliberalismo se tiene que hacer cargo de los desastres que genera y no el peronismo ser el sanador, ahí hay una confusión a mi parecer extraordinaria. Entonces yo creo que la discusión con el fondo tiene que llegar incluso a límites riesgosos, sí claro que tiene que llegar, ¿riesgoso qué es? Y, quizás que nos juguemos a ir a un default y después negociar o exponer al Fondo ante el mundo de que ha hecho una estafa y que el expresidente Macri la ha reconocido explícitamente. Bueno, tenés que jugar muy fuerte, porque sino estamos con este “y bueno, no nos da la correlación de fuerzas” y toda esa sarasa que venimos discutiendo desde que asumió Alberto como si alguna vez nos fuera a dar favorable o cómo la construís porque si la construís también. Y también es un ordenador político, hay a veces en la política circunstancias que son sorpresivas o que a veces se te van de las manos y terminan siendo las que te reconvierten en una fuerza política más vigorosa. La 125 para el kirchnerismo que fue una derrota en un punto fue una conformación de un espacio que estaba todavía en proceso de formación después de casi cinco años. No digo que lo del Fondo sea una gesta épica, hay que tomarlo muy en serio, es un problema y cualquier acuerdo que hagamos en lo inmediato sabemos que será un acuerdo para renegociar en tres, cuatro, cinco años pero sobre todo habilita un nivel de impunidad muy escandaloso y eso en la política vos no lo podés permitir sobre todo un adversario como el que tenés enfrente.

Ayudame con los números, la negociación posible tendrá que ver con algo que no podrá extenderse más allá de 10 años y en todo caso habrá discusión acerca de algún interés de más, algún interés de menos y en todo caso a partir de cuándo empezar a devolver ese dinero. Vamos a suponer algo que está circulando que es que habría una especie de regalo de dos o tres años de no pagar… ¿Es posible que Argentina pueda hacer frente a la sumatoria de los pagos del Fondo Monetario vamos a suponer a partir del año 2024/25 más la sumatoria de la deuda con acreedores privados o como dijiste recién evidentemente esto no se puede dar y habrá que renegociar para estar en dos o tres años discutiendo esto así?

Es exactamente lo que decís, es imposible. Hagamos un cálculo… debemos al Fondo, olvidando la deuda renegociada y bien renegociada por Martín Guzmán con esa quita del 35 % de agosto del año pasado, pero es una deuda enorme que tenés ahí. Ahora, los 45 mil millones de dólares son diez años pero empezás a pagar a partir del tercero o cuarto, te quedan seis, 45 mil dividido seis… son casi 8 mil millones de dólares más intereses, es imposible y súmale por lo menos del otro lado dos o tres mil millones de dólares, es decir, vas a tener un nivel de endeudamiento anual del pago de intereses entre 11, 12 o 13 mil millones de dólares… decime cómo con un proceso de exportaciones que se sigue discutiendo en Argentina si podemos exportar o no minería y empezamos con las trabas de que “che, salgamos con la ley del salmón pero importemos salmón de Chile”, cosas que vos decís en qué planeta vivís, un país que lo único que logra como ingreso de divisas es a un sector agropecuario recontra concentrado manejado por seis cerealeras y encima te ponés a decir “no, no, guarda que no podemos traer la minería, guarda que sino los agrotóxicos”, es una cosa inconcebible salvo estos episodios espasmódicos de inversiones maravillosas que llegan como es el hidrógeno verde pero nadie lo tenía en cuenta, ¿estaba en la carpeta de alguien que iban a venir 8 mil palos de inversión? Nadie, cayeron así… entonces tenés esa lógica. Entonces vuelvo a lo anterior, no tenés un proyecto económico o conducción política de un proyecto económico que te establezca que vamos a ir por las energías renovables como hizo el mamarracho de Macri porque por lo menos te decía “nosotros vamos a cambiar la matriz energética”, después fue un negocio de ellos pero tampoco tenemos un horizonte exacto de hacia dónde va nuestro desarrollo, con qué herramientas, con que sectores, con qué equipos de capital, de inversión, eso no se dice entonces está complicado.

La política que está llevando adelante el gobierno en torno al dólar oficial y los paralelos, ¿es sostenible? ¿Qué imaginás que puede llegar a ocurrir?

Sinceramente creo que la política que lleva adelante el Banco Central específicamente con lo que tiene que ver con el tipo de cambio no es muy diferente a la del macrismo. Es decir, sí tenés una reducción de tasas pero duplicaste la cantidad de leliqs por ejemplo, ahí no sé cuál es la ecuación favorable. Después el otro problema es que acá te corren en una mesa de dinero con 300 millones de dólares. Imaginate y Dios quiera que no pase y por suerte no lo hacen pero que de golpe te hagan una rueda con cinco mil millones de dólares como se lo hicieron a Struzzeneger, ya está, si no tenés reservas, no tenés una política que contengan la todavía bestialidad de dólares que se siguen vendiendo y saliendo de las reservas y seguís con el mismo rulo de comprar pesos y transferir… eso es insostenible y no estamos hablando de un gobierno neoliberal, profinanciero o se supone que no. ¿Ha habido alguna intención de decir cómo reformulamos una ley de entidades financieras en serio que dé solución a cómo tratar el tema del bimonetarización? O te creés que una ley de entidades financieras no tiene que ver con qué tipos de herramientas podés disponer para tratar este tema de la dolarización, bueno… eso ni se discute. Yo rezo todos los días de que no se levanten cinco de estos dementes que tenés dando vueltas y que te hacen las corridas que le hicieron a Cristina durante años porque te llevan puesto, en cinco minutos te llevan puestos. Y ante eso, si no tenés reservas suficientes en el Banco Central tenés que tener reservas políticas que te contengan lo que no te contiene un Banco Central. Ahora… si no consolidás ni reservas ni densidad en términos políticos y de apoyos masivos que es lo que no se ha visto por ahora, bueno, digamos que es para preocuparse por lo menos.