Fuentes Seguras. El renacer de una vieja batalla

Clarín y compañía. Martín y Axel. Producción y finanzas. Bergoglio y Stiglitz. Inteligencia e ignorancia. Arde Cambiemos. Luna llena. Feliz Día.

La bronca con el grupo monopólico y sus derivaciones en el área comunicacional. Pactos: la política irrumpió en el debate económico. Un problema: las finanzas aliadas con los espacios productivos. Papa Francisco: el impuesto mundial. Cambiemos: fuego interno. Y varios asuntos más.

DEBATE Y UNIDAD. La política hizo su irrupción para atenuar las diferencias económicas y salvaguardar la unidad rumbo a las elecciones. El encuentro de los dos referentes públicos del contraste, el ministro de Economía Martín Guzmán y el ex ministro del área y actual gobernador bonaerense Axel Kicillof, fue la rúbrica del acercamiento. Sin embargo, resultaría opaco evaluar que la articulación fue solo fruto de la voluntad: algunos factores decisivos envuelven la inteligencia en acción de los protagonistas.

El aumento del precio de las materias primas, la capacidad tributaria estatal, el impulso de un puñado de actividades y la tenue pausa en las crueles exigencias fondomonetaristas facilitaron la movida. Está a la vista que no resolvieron las contradicciones. Si bien esa tendencia natural al crecimiento que de habitual evidencia la economía argentina brega por salir a luz, los indicadores de pobreza, el aumento de precios y la dispar distribución del PBI son elementos innegables que insisten en mover el piso sobre el cual se asienta la administración.

Este tramo de la vida nacional deja al descubierto el sentido político estratégico de la oposición económica, pues las embestidas más duras surgen de los espacios que siguen logrando beneficios extraordinarios. Exportadores, productores, financistas y medios concentrados lideran la lucha por desmembrar la Nación y fracturar el Frente de Todos con un entusiasmo que podría hacer pensar que padecen dificultades sorprendentes y apremios estatales sin par. Nada de eso es así, pues sus niveles de rentabilidad se yerguen ante los problemas reales de la sociedad.

¿Qué sucede? Existe una combinación de vectores que cabe señalar. Por un lado el histórico temor a una consolidación del peronismo en el gobierno opera como motor cultural de esa franja. La prevención nace del decurso de una espacio social reconvertido que en su fuero íntimo supone que una continuidad superior a la alcanzada durante las décadas florecientes puede transformar a pleno la matriz argentina e instalar un esquema productivo. Por otro, la ligazón entre varios de sus componentes con el capital financiero internacional, que se encuentra librando una batalla de vida o muerte contra la Multipolaridad.

Y allí se instala cierta coordinación “anti natural” de empresas genuinas con buitres ostensibles que, si bien no es novedad en este Sur, cobra mayor visibilidad en la incoherencia presente. El asunto es clave y de su diagnóstico claro debe manar el quehacer destinado a la superación. Los esfuerzos políticos del Frente de Todos para atenuar los contrastes internos potencian las perspectivas de esa pervivencia, pero las decisiones orientadas a fijar un rumbo intenso hacia la concreción del Proyecto Nacional resultarán, más temprano que tarde, imprescindibles.

UN ENLACE CURIOSO. Al respecto, hubo luz en la conversación que sostuvimos en el aire de nuestra emisora con el director del Banco Nación Guillermo Wierzba. La pregunta que disparó el encendido fue ¿por qué los sectores empresarios industriales más concentrados, a través de sus organizaciones, sostienen políticas que no permiten consolidar un desarrollo industrial en el marco de un país con una orientación productiva?

Wierzba consideró que es preciso analizar la “financierización” de la economía. “Es un problema de orden global que afecta a la Argentina”, explicó. Desde mediados de los setenta “la financierización restauró el capitalismo puro y duro donde lo que se busca por parte de las empresas es la maximización de las ganancias de los accionistas y reparto de los dividendos. Esto, combinado con la libre movilidad de capitales a nivel internacional, provoca que busquen realizar inversiones que no sean de largo plazo, quieren tener disposición para moverse con mayor facilidad entre ámbitos productivos o financieros”.

Es un comportamiento donde existe un canal entre el capital financiero y productivo que se ha hecho muy transitableLos accionistas quieren tener la posibilidad de que su capital sea lo más fungible posible, que pueda pasar de la producción a la valorización financiera”, agregó. Para ahondar, clarificó Wierzba: “Los grandes industriales quieren tener la posibilidad de estar vinculados con el mercado internacional, repartir dividendos y sacarlos de la empresas, mecanismo con el cual queda debilitada la inversión de la empresa. Lo que favorece la inversión es la capacidad del Estado de orientarla”.

A partir de allí surgió el interrogante: ¿Con qué herramientas cuenta el Estado y qué políticas debe promover para consolidar un modelo productivo sobre uno financiero? “Hay que desfinancierizar”tituló el histórico militante del movimiento nacional. “La política cambiaria debe estar permanentemente administrada, no puede haber libertad para comprar y vender divisas libremente en un país que tiene restricción externa”. “También tiene que haber controles al ingreso y salida de capitales, regulación de las inversiones y evitar que la orientación de las empresas esté afincada en el máximo de rentabilidad en el corto plazo. Hay que hacer cambios en la ley de inversiones extranjeras y desarrollar políticas para evitar la articulación de las finanzas con la producción”, amplió.

Eso no es todo. “El Estado tiene, además, que desarrollar roles productivos que le permitan regular, intervenir y dominar aspectos estratégicos de la economía”, afirmó. “Políticas de pleno empleo, donde el salario no sea un resto luego de que los accionistas se repartan las ganancias. Cambiar el eje de la economía con una mayor demanda y evitando los aspectos recesivos de los procesos de financierización. Porque además lo que quieren es que haya una tasa de desocupación alta y esto baja la posibilidad de lucha de los trabajadores sacando el respaldo a los gobiernos populares y de allí exigir bajar el gasto, flexibilizar. Se trata de una disputa por quién tiene el poder. Bajar el gasto social, salarios bajos, financierización, atender el máximo beneficio y distribuir dividendos sin límites favorece al poder real y debilita a los gobiernos populares”.

Sobre el presente más apremiante indicó: “El actual Gobierno argentino debe afrontar un periodo bastante especial por la herencia de la deuda externa tomada durante el gobierno de Macri y también por la pandemia”. Ante eso “hay aspectos estructurales que deben ser cambiados. La ley de Entidades Financieras que existe desde el año 1977 descentralizó el sistema financiero; la ley de Inversiones Extranjeras no pone ninguna regulación a las inversiones extranjeras y también la recuperación por parte del Estado de su rol productivo”. Y sobre el panorama que se abrirá una vez que la pandemia salga de la escena expresó: “Tenemos que prepararnos para un período distinto cuando la gente pueda estar en la calle, una pelea pos pandemia porque va a haber cambios en algunos lados para mal y en otros para bien. En Argentina están dadas las condiciones para que sea para bien porque tenemos un movimiento nacional y popular fuerte, un grado de sindicalización más desplegado y desarrollado”.

LA CUMBRE. Ahora bien. ¿En qué consistió la reunión de los dos referentes económicos? “Dialogamos sobre políticas para abordar los problemas estructurales de la provincia de Buenos Aires, mejorando la calidad de vida de las y los bonaerenses”, dijo el titular de la cartera nacional. Martín Guzmán añadió que  se revisaron “los temas de mayor preocupación social”. Según los colegas de Motor Económico “Las miradas de ambos sobre el tema precios no estuvieron ausentes en la extensa reunión”.

Algunos gestos, valen. Los tuits del Ministro fueron inmediatamente reproducidos por el gobernador Axel Kicillof, que ya había tenido un gesto similar al retuitar un hilo de Guzmán resaltando la importancia del Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas y detallando el uso que se le está dando a lo recaudado. Después de la gira por la Unión Europea –junto al presidente Alberto Fernández–, se encontró en medio de un revuelo, tras conocerse el alza del índice de precios al consumidor del mes de abril. Ese incremento del 4,1 por ciento representó el noveno mes consecutivo de subas con un piso del 2,7% mensual, y el quinto en que se computa del 3,6% para arriba.

Ambos funcionarios dijeron compartir la preocupación por el impacto político de estos niveles de inflación, por cómo afectan el bolsillo de la población pero también por cómo inciden en contra de las políticas sociales tanto a nivel nacional como provincial. “Kicillof y Guzmán compartieron, además, la necesidad de impulsar una política activa y presente por parte del Estado para mitigar los efectos de la prolongada pandemia sobre los sectores más vulnerables” apuntó el Motor.

Pocas horas antes del encuentro entre ambos economistas, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, había tenido expresiones duras al señalar que “estamos en una situación crítica en materia social”. En ese mismo sentido, Arroyo admitió que “no está descartada” la implementación de un nuevo IFE para atender la situación de la población más vulnerable. El punto, así como los pataleos de las organizaciones sociales que demandaron menos asistencia y más trabajo productivo, también formó parte de la charla entre Guzmán y Kicillof. ¿Qué surgió de allí? A decir verdad, lo fundamental fue el pacto político de no agresión, el compromiso de unidad. Pero también, la decisión de promover sin demora nuevos programas de vivienda, obras de infraestructura en transporte y servicios, impulso al comercio exterior y respuestas a demandas concretas de los sectores productivos.

LA MARCHA DE LA BRONCA. Nuestras Fuentes Seguras aguardaban con la piel erizada. -Por estos días, palos porque bogas, palos porque no bogas. “Hay mucha bronca puertas adentro. Van a tener que rendir cuentas, como bien dijo Santiago Cafiero. Te digo, la esperanza es más grande que nunca. Con el nivel de vacunación que se lleva adelante, más las restricciones firmes, marchamos hacia la inmunidad. –Esa perspectiva la planteó Jorge Rachid al aire. “Es verdad. A esto sumale la significación de estar elaborando la vacuna. Es un equivalente a la construcción de satélites, indica el potencial argentino y debería ser orgullo de todos”. -¿Qué es lo que más pegó? (Hay una pausa, ambos informantes reflexionan). “Todo. La versión sobre el rechazo de cierta vacuna, la relacionada con favoritismos, el bajarle el precio al volumen de vacunados, la tergiversación de la información sobre lo que están haciendo otros estados, la difusión del disparate de Elisa Carrió sobre que los países que reciben la vacuna de Gamaleya son dictaduras, llamar Gasto Covid a la inversión nacional para combatir la pandemia, es todo una infamia asombrosa”.

-¿Eso implicaría un cambio en la política comunicacional? “Se van a desarrollar modificaciones paulatinas pero sostenidas. El panorama de los medios públicos que tenemos hoy irá virando hasta llegar a dar batalla sobre la información cotidiana. Creemos que varias miradas en el gabinete se despejaron en las semanas recientes”. -¿Sólo eso? “Se va a tender a un equilibrio más sensato de la pauta publicitaria, intentando no chocar con nadie. Si las cuentas dan, eso implicará una re valoración de los medios que informan adecuadamente. Entre nosotros, te cuento que buena parte del Gobierno, después de anunciar los avances en la vacunación, se sintió ofendido y desprotegido ante la fenomenal andanada mediática”. –Esto también puede significar que nuestros datos sobre una caída en el potencial electoral propio no estaban tan desajustados. “No te vamos a dar el brazo a torcer en esa. El pueblo argentino sigue respaldando la gestión del Frente de Todos–Lo que sí es cierto es que con esta política la oposición podrá consolidar el núcleo duro, pero no va a crecer. “Eso pensamos”.

-¿Otro dato para comentar? “Sí. El vicepresidente del Ente Nacional de Comunicaciones Gustavo López, dijo a los usuarios que no paguen facturas de cabletelefonía e internet si vienen con aumentos porque no están autorizados por el Gobierno. Es un mensaje duro para ClarínTambién dijo que las empresas anuncian que van a cobrar 8% de aumento en mayo y el 7% en junio, más lo que ya levantaron en el primer trimestre tendrían un 30% de incremento”. –Una locura. “López agregó no sé en qué mundo viven–Entre el uso de los medios y estos aumentos puede pensarse que el Grupo está directamente en rebeldía contra el Estado nacional. “Vamos a ver qué hace la empresa. Por eso también te decíamos lo anterior. No creas que las cosas van a seguir igual en el ámbito de la comunicación (aquí una de nuestras Fuentes Seguras bajó la voz, en modo secreto). Y el nabo de Borensztein, para colmo, agitó un tema que si reaparece públicamente puede ser un boomerang para Clarín”.

Este cronista se quedó reflexionando: el titular del Enacom, Claudio Ambrosini –amigo del magnético Jorge Rendo-, ya no dice ni mu. Sólo emite López, de reconcida postura anti monopólica.

HAGAN LÍO. El papa Francisco volvió a inquietar. Eligió por vez primera a una mujer como subsecretaria del Sínodo de los Obispos. Se trata de la religiosa francesa Nathalie Becquart, que estará acompañada en este cargo por el español de la Orden de San Agustín, Luis Marín de San Martín. Es una asamblea de obispos escogidos de las distintas regiones del mundo y que tiene como finalidad asesorar al Pontífice y analizar temas doctrinales y pastorales. La religiosa, nacida en Fontainebleau (Francia) en 1969 ya era consultora de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos desde 2019, es otra señal del Papa para una mayor participación de las mujeres en la vida de la Iglesia.

Pero eso no es todo. En línea con las argumentaciones papales sobre cómo encarar solidariamente la pandemia, los responsables económicos de los países que configuran el G7 llegaron a un acuerdo “sobre el principio de una tasa mínima global del 15% para la tributación de las grandes empresas, a aplicar país por país”, según anunció el gobierno británico. Se anticipó, además, “un endurecimiento de la presión fiscal” que hará que las multinacionales Big Tech (Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft), paguen “su parte justa”.

El anuncio señala que “las empresas mundiales más grandes, con márgenes de beneficio de al menos el 10%, verán el 20% de todos los beneficios por encima de este umbral reasignados y gravados en los países donde realizan ventas”. En los días venideros las medidas tendrán que encontrar respaldo más amplio en una reunión del G20. Los medios internacionales, cuya sintonía es obedecida por los locales, no saben qué hacer para mostrar esta noticia, oponerse a la misma, y presentarse como defensores de la solidaridad.

Ante la novedad de difusión tan reciente, consultamos Fuentes Internacionales con información de primera mano sobre las vicisitudes del andar bergogliano: apuntaron que el Sumo Pontífice recibió la noticia “con gran satisfacción”, emoción que hizo conocer en tres mensajes personales a funcionarios de esos países con los que posee un nivel de conocimiento. Asimismo, precisaron que sostuvo un diálogo directo con el Premio Nobel Joseph Stiglitz para analizar las proyecciones de la determinación.

LUNA LLENA. El cielo se oscurece y la luna llena, redonda monda y serena, dice presente. Esta vez la reflexión se acerca en compañía de una copa de Syrah. Violeta fuerte, con destellos rojos; suave pero sabroso.

Está muy bien para brindar por la gente de Colón de Santa Fe. Tan parecida, ahí abajo, a la que inyectó vida a nuestra infancia en La Plata. Está muy bien, además, para expresar el deseo de un cierre de juego para un virus que solo conoce el anti fútbol.

La inteligencia está ahí, abajo. No se encuentra, salvo en honrosas ráfagas, por las zonas medias: después de tanto pedir por las pymes, si uno se acerca a un comercio de cercanía, puede hallar TN a todo vapor, vapuleando economía y salud del anfitrión.

Este narrador se pregunta en voz baja (para no generar hipótesis correosas), si una carga cultural tan deformada y potente no habrá derivado en otro tipo de complicación. Abuelos anti irigoyenistas, padres anti peronistas, hijos anti kirchneristas … ¿conforman una saga que puede originar circunvoluciones planas en la descendencia?

Cuando a este interrogante se responde con las excepciones, sólo se contribuye a expandir la duda. Para qué avanzar, que ya bastante incorrectos somos a la hora de formular planteos. Sigamos pensando que los seres humanos pueden mejorar.

Quedan algunos asuntos por mencionar:

  • Los ex presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardosorespaldaron al presidente Alberto Fernández en su decisión de obstaculizar la iniciativa brasileña de reducir las tarifas de importación en forma unilateral dentro del MercosurCardoso y Lula se pronunciaron a través de un comunicado. Eso está muy bien, y está mejor aún la proximidad entre ambos dirigentes del país vecino.
  • La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quiere ser candidata en la Capital. Anda peleada con María Eugenia Vidal, quien anhela ese lugar. Horacio Rodríguez Larreta respaldó a la ex gobernadora. Jorge Macri le pegó a Diego Santilli, porque entiende que su eventual candidatura bonaerense “es un capricho”. Mientras, avanzan las propuestas para contar con Carlos Tevez en la campaña, formando dupla con Oscar Ruggeri.
  • Nadie quiere cerca a Mauricio Macri. El gran endeudador y su gabinete están identificados con el hundimiento y las dificultades. La secuencia de declaraciones y actitudes hostiles a los cuidados sanitarios dispuestos por las autoridades nacionales, no están ayudando a elevar su imagen.
  • El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) resultó, junto al sabalero, campeón. Quedó primero en el Ranking SCImago 2021 dentro de los organismos de gobierno de América latina dedicados a la investigación. Además, se posicionó como la mejor institución científica de nuestra Nación.
  • El drama cordobés resulta, como todo en ese distrito, especialmente intenso. La adhesión de la gobernación a ciertas pamplinas opositoras ha derivado en el colapso de un sistema sanitario bien provisto. Sotto voce, numerosos sectores que respaldaron a Juan Schiaretti en los comicios anteriores, se preguntan sobre la derivación política de la hecatombe.

TRAJE Y CAMISETA. Este periodista se despide, no sin antes admitir que está harto de andar por la vida vestido informalmente. Acostumbrado, por años, a circular inserto en un traje por redacciones y estudios, por encuentros políticos y periodísticos de lo más variados, se siente incómodo con joggin y camiseta. Eso sí: las sanas restricciones lo han llevado a vestir las más variadas prendas albiazules ornadas por el escudo del yelmo y las espadas. En jornadas heladas, el Bosque lo abriga.

Recuerdo final para burlar un poco a quienes se creen apóstoles de la libertad de expresión y héroes de la noticia. En aquella legendaria y poblada redacción del diario La VozRoberto Propato (el viejo Propato) gustaba gritar, sobre la hora del cierre: -Vamos muchachos, entreguen. Vamos que nos pagan por escribir. ¡Laburo es el del andamio!”.

Propato, querido amigo y maestro, había transitado las más variadas cuadras del periodismo argentino. Portador de un olfato singular y de una gran capacidad para ordenar el panorama en medio del caos que caracteriza a los talleres de forja que componen la columna vertebral de un medio, completaba su sobria personalidad con un humor seco y filoso. No estaba contra las reivindicaciones gremiales del sector, pero no se creía ni por un instante las declamaciones épicas que a veces acompañaban los planteos. Desplegaba la tarea con resto, y esa holgura le permitía redactar, editar, titular y reír. Sobre todo, reír para sus adentros.

Es que realizar este oficio – profesión es un placer. Tiene sus momentos duros, claro, pero es un placer. Hacer periodismo es tan grato como jugar a la pelota. Quien no lo siente así, quizás equivocó el rumbo laboral.

Desde el Pueblo y desde el Sur, surge el saludo sincero con destinatarios bien determinados.

Ellos saben quiénes son, porque lo sienten: Feliz Día del Periodista.

  • *Gabriel Fernández. Área Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal.