Fuentes Seguras. El sentido de la propiedad, el peronismo implícito y varias apuestas a futuro

El Papa Francisco, a fondo y sin filtros. Banco de Desarrollo de América latina. La unificación del sistema de salud. Economía, crecimiento y problemas sociales. Energía eléctrica. Yapas y pinturas.

A mi Papá, el Coco. A mi hijo, Lautaro

RISAS, CULPA Y VERGÜENZA. Es preciso valorar el buen humor. El terremoto generado por las afirmaciones del Papa Francisco sobre la propiedad privada ha facilitado el despliegue de artilugios conceptuales que merecen pasar a la historia. Clarín, por ejemplo, llegó a señalar que “en la Iglesia piden no relacionar todo lo que dice el Papa con Argentina”. Es decir, el monopolio agroexportador, telecomunicacional y mediático insertó en portada vaporosas voces según las cuales un planteo universal formulado ante un organismo global como la Organización Internacional del Trabajo tiene como destinatario a todo el planeta… menos a nuestro país.

La duda que emerge ante semejante consideración sólo ofrece dos perfiles: una refutación terminante del desangelado artículo o una secuencia de grandes risotadas en reunión de amigos. La última opción está imponiéndose por varios cuerpos. En los intercambios con colegas y especialistas, este periodista no logró evitar que los consultados rieran a mandíbula batiente en vez de adentrarse en sesudos análisis críticos. Lo cual hizo recordar una curiosa charla con el teólogo Rubén Dri.

Tiempo atrás, el filósofo se refirió a dos grandes fantasmas de la psique humana muy trascendentes para la doctrina cristiana: la culpa y la vergüenza. Para sorpresa de quien narra, indicó: “la verdad, me parecen bien. Hay mucha gente que merece sentir culpa y vergüenza por sus actos. Mienten, matan, empobrecen. Por lo menos digámoslo y que sientan esas cargas. Por ahí queda mejor que yo diga bueno hay que dejar esos padecimientos atrás y forjarse un nuevo camino, pero quizás Dios los ayude con eso. ¡Que los directivos de Clarín sientan culpa por lo que hacen, es justo!”.

¿Sentirán algo?

CONTENIDOS HISTÓRICOS, REPERCUSIÓN PRESENTE. Ahora bien, las palabras de Jorge Bergoglio se hilvanan con innegables referencias históricas en el seno mismo del catolicismo. Bíblicas, claro, y específicamente apuntadas en lo que se ha dado llamar la Doctrina Social de la Iglesia. Existe una argamasa previa que le autoriza el decir sin objeciones interiores relacionadas con los lineamientos clásicos. Entonces, ¿a qué se debe tanto alboroto? Horas después del artículo presentado en estas páginas, el pensador nacional Julio Fernández Baraibar fue al nudo de la dimensión presente de las aseveraciones papales. Vale detenerse un instante y apreciar estos párrafos.

“En primer lugar, porque Francisco, el padre Jorge Bergoglio, viene de un país en el que el peronismo convirtió esos principios en política identitaria y de Estado. Y su compromiso con esos principios no es sólo declarativo. Los ejerció en la medida de sus posibilidades en cada una de sus funciones jerárquicas eclesiásticas. Su simpatía por el peronismo, por el movimiento sindical argentino y su labor entre los más pobres y desheredados de su país lo acompañaron a su alta magistratura. Esa concepción social de la propiedad, esa preeminencia del destino universal de los bienes por sobre su apropiación privada, fue una política sostenida por millones de sus compatriotas y que, como digo, ha dado identidad al sobreviviente más antiguo de los movimientos de liberación que aparecieron después de la Segunda Guerra Mundial. Detrás de sus palabras, de su llamado a un mundo más justo, hay una experiencia histórica que lo sustenta y fortalece.

“En segundo lugar –completa Julio-, porque la independencia de Francisco, a diferencia de sus predecesores, del mundo imperialista es total y absoluta. Fuera de la dinámica de la Guerra Fría, que caracterizó a su antecesor Juan Pablo II, toda su prédica desde el Sillón de Pedro ha estado dirigida a denunciar los efectos que la hegemonía del capital financiero ha impuesto con mano de hierro sobre el mundo periférico, tanto desde un punto de vista geopolítico, como social. El mensaje del Papa impacta en el centro del poder financiero mundial y se dirige y llega, como nunca lo había hecho antes el Papado, a los pobres de la tierra. Los moviliza. Su concepción de la “humanidad de descarte”, su teología de la periferia, la alta politización que, concientemente, le ha dado a su actividad pastoral y su acción por un mundo multipolar ha convertido cada una de sus definiciones en apelaciones a la acción política transformadora. Ningún Papa, en la modernidad, había logrado esta respuesta”.

Estas son claves de comprensión que deberían ser muy bien consideradas.

CAF, AUDACIA Y POSICIÓN. Mientras tanto, la Argentina ya no busca, sino que afirma su lugar en el mundo. La decisión de dejar de lado la carga de la brigada ligera sobre Nicaragua, en sintonía con el impactante gesto previo acerca de Venezuela, origina grandes beneficios estratégicos y, cómo no admitirlo, algunos inconvenientes coyunturales. Para considerar ambos, resulta pertinente asomarse a las movidas ocultas del país sobre rubros que pueden derivar en la ampliación de espaldas del jugador albiceleste. Retomamos el diálogo con nuestras Fuentes Confiables que abren las cortinas para observar el horizonte más allá de las fronteras.

-¿Cuál es la novedad que me anticiparon? “Se puso en marcha una acción muy audaz, de gran valor estratégico, del presidente Alberto Fernández. Esto sucedió el martes 15 de junio. Muy pocos lo señalaron y nos pareció que te iba a interesar”. –Veamos. “La Argentina intentará conducir la CAF, el banco de desarrollo latinoamericano, esencial para financiar las obras públicas de toda la región”. – ¿Qué significa CAF? “Quedó como sigla histórica de la Corporación Andina de Fomento, pero ha crecido de tal modo que se insertó en el nombre oficial Banco de Desarrollo de América Latina”. – ¿Qué hace? “Sostener la construcción infraestructural, y será la llave pospandemia para paliar el desempleo en la región”.

Este redactor se adentró en la CAF y, efectivamente, pudo corroborar que pocas horas atrás la presentación de la entidad incluye los senderos abiertos. El 16 de junio se cargó la siguiente información: “El proceso de elección del nuevo Presidente Ejecutivo de CAF -Banco de Desarrollo de América Latina- avanza con la postulación de candidatos por parte de los países miembros. Al cierre del plazo establecido por el Directorio, se presentaron las candidaturas del argentino Christian Gonzalo Asinelli, actual Subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación Argentina; y el colombiano Sergio Díaz-Granados, actual Director Ejecutivo por Colombia ante el Grupo BID”.

-¿Más detalles? “Sí. La presentación argentina estuvo a cargo del Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz. Ni bien se conoció la postulación, gracias a la coherente política exterior, aparecieron los apoyos de España, Portugal, Bolivia, Venezuela, México, entre otros”. -¿Y el colombiano que aparece en competencia? “Es la carta de los Estados Unidos, un armado de Iván Duque con la gente de Joseph Biden. Sólo cuenta con el respaldo de Colombia y Ecuador, porque los norteamericanos no votan en esa institución”. –Sólo como hipótesis, supongo que se sumarían Brasil y Uruguay. “Así es, pero todavía lo están discutiendo. Hay una movida para que se decida rápido así pueden contar con la anuencia del actual gobierno peruano. Saben que si asumen los de Perú Libre, van a apoyar lo que proponga Alberto Fernández”.

Cuando mencionamos, líneas atrás, inconvenientes coyunturales, pensábamos en el costo que implica para nuestro país la actitud soberana hacia Venezuela y Nicaragua. Por eso indagamos. “Estados Unidos apuró la candidatura de Díaz-Granados cuando vio el camino elegido por la Argentina. Pero también hay que decir que si nuestro país no se plantaba con personalidad propia, iba a carecer de la potencia necesaria para sostener una candidatura”. El postulante colombiano es todo lo que puede esperarse: un ortodoxo con vínculos en Washington, bien visto por los famosos inversores que jamás invierten. Como si esto fuera poco, al bucear por más información, fue posible hallar esta síntesis en el interior de un medio económico que abordó la cuestión: “Hasta ahora, en el Salón Oval, consideran que Duque es más previsible que Alberto Fernández”.

Con sencillo orgullo tras leer esa caracterización, este cronista se despidió por esta semana de sus Fuentes Confiables del área exterior.

SALUD, CEPAS, DINEROS. Pero nuestros informantes habituales no estaban en zaga. -Cómo están. “Bien, charlando sobre los partidos”. –Argentina bien, Brasil, mejor. “Pero este no es el Brasil del 70 como vos decís” –Nada es igual, ningún equipo es igual. Pero yo vi jugar al Brasil del 70 y si lo dejan a Tité y si Neymar mantiene la inspiración, atenti. “Veremos”. –Pero la selección le puede ganar. Ningún equipo es imposible. “No sé, a veces la defensa argentina parece un colador”. –Qué hay. “Avanza la reforma del sistema de Salud. Por si quedaban dudas el Presidente se pronunció claramente sobre eso y en algunos años el país será modelo a nivel mundial”. -¿Se espera una batalla con las empresas privadas? “No se va a dañar a ningún sector. Se va relacionar lo público, lo privado y lo social. Se está diseñando un esquema que involucra a los hospitales públicos, el PAMI, las obras sociales provinciales y las obras sociales sindicales. La articulación desde el Estado con los privados será razonable, no conflictiva”. -¿Los gremios grandes? “Ya están comprendiendo la lógica. Es difícil rechazar algo que no los perjudica, y además les va a resolver varios temas organizativos”.

-¿La vacunación? “Ya hay más de 17 millones de personas vacunadas. Entre eso y las restricciones, se avanza hacia un panorama más despejado. El laboratorio Richmond concluyó la producción de sus primeras 448.625 dosis de la Sputnik. Ahora solo falta la autorización de Anmat y del Instituto Gamaleya. Y la gente se da cuenta. Hay apoyo para la gestión oficial de la salud”. –Ginés Gonzalez García. “Hay medios que son increíbles. Se preocupan por dónde toma un cafecito Ginés mientras Pepin anda por ahí y Macri de gira por cualquier lado, insistiendo en la idea Bolsonaro de la gripecinha. Es más, acá el amigo tuvo que explicarle a un colega tuyo que no hubo ningún asado, que no andamos de joda y que trabajamos todo el día. ¿Podés creer?” –Sí, claro. Tienen la instrucción de echar a correr versiones con o sin fundamento. “Total siempre hay algún salame que las cree”. –Eso es.

-Llamó la atención la advertencia del ministro de Ciencia Tecnología e Innovación Roberto Salvarezza sobre las nuevas cepas. “La sensación es que se trata de una lucha en la que no hay que aflojar. Lo que dijo es que los interrogantes continúan y pueden aparecer variantes contra las cuales las vacunas conocidas hoy serían insuficientes. Fijate que en Gran Bretaña tienen un problema serio con la Tercera Ola, con la variante Delta”. –Qué implica. “Hasta ahora la más efectiva viene siendo la Sputnik, pero se investiga a todo vapor qué pasa con los anticuerpos, cómo evolucionan. Dependemos mucho de los avances científicos, esto es para todo el mundo, los países vacunan pero el virus muestra gran capacidad de adaptación. Para más profundidad hay que hablar directo con los que están abocados a la investigación”.

Había más, ya en tono polémico. -La economía sigue preocupando. “Los puestos de trabajo del sector fabril terminaron su descenso de cuatro años consecutivos y acumularon diez meses de recuperación” -¿Se puede hablar de recuperación? “Se puede. Entre 2020 y lo que va de 2021 se crearon 15.000 empleos en fábricas. Ya lo explicó Matías Kulfas: la industria local mostró uno de los mejores desempeños a nivel mundial en los primeros cinco meses del año”. –El nivel de empleo no es bueno, y la informalidad peor. “Si se lo compara con el 2012 y el 2013 es cierto, pero eso se desbarrancó cuando llegó el macrismo. Y enseguida apareció el virus. La relativa estabilidad en el indicador de los últimos meses es algo positivo. Está apareciendo la mejoría”. –Pero se deshace con la continua creciente de los precios. “Se complica pero no se deshace, no vamos para atrás. Las paritarias no están mal y la asistencia del Estado es muy importante. Cada día se anuncia la puesta en marcha de nuevas obras, eso va a repercutir en el corto plazo”.

TRABAJO, VIVIENDA. La charla en el aire de la Gráfica con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat Jorge Ferraresi dejó mucha tela para cortar. El funcionario expresó la decisión de sumar al movimiento obrero a la acción oficial y destacó que los planes de vivienda anunciados recientemente son apenas el comienzo de un proyecto a gran escala. Mientras realzaba la dimensión del sindicalismo, no aflojó el cuchillo en la panza de la sociedad promedio: es un tema de maduración integral, sugirió, para que la ayuda dispuesta por el Estado no se transforme en compra de dólares. Así dejó claro que, en línea con la administración en general, el equilibrio es el que comanda.

El caso del exintendente de Avellaneda es significativo para buena parte de la población. La reducción que se intenta desde algunos medios concentrados encasillándolo como “vocero K en Hábitat” denota la medianía de algunos objetores: Ferraresi es hijo de uno de los motores de la CGT de los Argentinos, con presencia militante en la histórica sede de la calle Rincón (Sindicato de Farmacia) y conoce los gremios de modo directo. Este vínculo, sumado a una gestión comunal caracterizada como exitosa por los habitantes del Sur, le brinda un volumen propio singular y un conocimiento apreciable de necesidades y exigencias populares. De allí que no sorprendan sus primeros pasos en la cartera, resolviendo integrar sindicatos a los programas para la casa propia. En esa orientación, clarificó sin complejos, el contenido concreto de la palabra “expropiación”; cerca del sentido común para aprovechar territorios hoy desperdiciados, lejos de los avasallamientos anunciados por quienes ven socialistas por todos lados.

“Nuestro gobierno tiene una herramienta muy fuerte en este programa de construcción de viviendas. En noviembre vamos a estar con una actividad de 110 mil viviendas en construcción, que generará 330 mil puestos de trabajo directo, más el trabajo indirecto. La economía de Argentina va a cambiar en la medida que generemos trabajo, que es el mejor programa que un gobierno puede tener. Inversiones públicas que van en función de cambiar una prioridad: dejar de pagar intereses de deuda externa por pagar intereses de deuda interna”, sentenció con energía.

LA ORDEN DEL TORNILLO. Lindo tornillo para abrir el invierno. Hasta se puede tolerar un “mate hervidito” como gustan los mendocinos, quienes logran muchas cebadas sin que la infusión se lave. El abrigo se torna imprescindible y es válido afrontar uno de los grandes placeres de la vida: arroparse, leer y/o ver fútbol. Dichas nunca superadas por el hecho mismo de jugar ese juego, claro. Aunque bien gratas.

Pero esto no ha sido todo. Hay más para el lector, en grageas.

En los mundos empresarial y sindical todos miran al ya famoso Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica en cuyas manos está, a través de su gente en el Ente Regulador Eléctrico, la eventual autorización de la venta de Edenor. El límite está pautado para fines de este mes. Tanto Marcelo Mindlin como José Luis Manzano, Daniel Vilá y Mauricio Filiberti, desde distintos espacios del mostrador, aguardan la decisión. Pero también observa el movimiento obrero: los agrupamientos ligados a la tarea anhelan postergación, y la apertura de un debate en el cual una de las opciones a considerar sea la estatización.

Las dificultades económicas de amplias franjas sociales siguen preocupando en tono electoral, digan lo que digan los voceros. Sin que los debates salgan a la luz como un mes atrás, se registra un tira y afloje tenso entre los que hemos denominado peronistas y desarrollistas. Hay cartas sobre la mesa que proponen una inyección de dinero real en toda la sociedad, empezando por reaperturas en las negociaciones colectivas y mejoras ostensibles de los acuerdos sociales. Hay otras, claro, que delinean el pacto con el FMI, insisten con el orden fiscal y relativizan el efecto comicial. La valoración social de la labor sanitaria no termina de anular una eventual caída del volumen de sufragios en favor de improvisaciones de corte justicialista y propuestas de izquierda.

Esas complicaciones quedaron evidenciadas por la gigantesca marcha de las organizaciones sociales registrada el viernes pasado. A pesar del ocultamiento informativo y de su encapsulamiento circunscripto a los “problemas en el tránsito vehicular”, las personas allí movilizadas, existen. Se podrá objetar tal o cual conducción, tal o cual corriente, pero lo cierto es que si no se palparan necesidades básicas insatisfechas, esa multitud no se hubiera congregado.

Entre marzo y mediados de junio, el dólar avanzó poco más de 6%, mientras que la inflación acumularía 16% en el período. En este marco, según Ecolatina “reaparecieron algunos fantasmas de apreciación cambiaria”. ¿Qué significa esto? La oposición político económica volverá a tensionar sobre la moneda estadounidense. Cabe recordar, además, que los exportadores liquidaron en este período menos de un 15 por ciento de las divisas que se comprueban como promedio estacional.

Con quién debatir. Salió a la luz un dato que refrenda nuestras consideraciones acerca de la elección de interlocutores válidos en el orden empresarial. Valen, porque se originan en un distrito significativo. Según el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, en la provincia de Buenos Aires hay alrededor de 3.000 cooperativas, en su mayoría de trabajo, pero también con fuerte presencia en el sector agropecuario, en el de consumo y en el área de servicios públicos. Junto al Estado, son las mayores generadoras de mano de obra.

Aunque en su derredor pueden hallarse algunas informaciones de real interés –nobleza obliga- es preciso señalar que en el domingo celebratorio del Día del Padre, Página 12 incluye un artículo titulado “Como pensar la paternidad en tiempos de feminismo”. A lo largo del texto se despliegan desopilantes historias sobre esfuerzos de padres para avanzar en su deconstrucción. Deconstrucción que nunca llega, claro, porque lo único que parece conformar a la autora es que los hombres dejen de serlo. Ahí está el sentido profundo de la sugerencia implícita. Resulta imposible acercarse a la nota sin recordar al Padre Progresista de Peter Capussotto y sus Videos.

Empezamos con el humor que surge involuntariamente de Clarín y cerramos con el que mana involuntariamente de Página.

El calentamiento global, no se nota. Vale repasar algunos ítems aquí planteados, que interpelan el porvenir.

Finalmente. Hace una semana dejó este planeta el extraordinario artista plástico tucumano Víctor Quiroga. Disfruten su obra, ya que fue la herramienta que escogió para comunicarse. Fíjense.

*Gabriel Fernández. Área Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal.

** Pinturas de Víctor Quiroga. Artista plástico.