Fuentes Seguras. Retenciones, encuestas y el trasfondo de las verdades

Los medios y Bergoglio. El campito va a patalear. Economía social. Dos miradas interiores. CFK – Irán, vuelta de tuerca. Box: EE.UU. pierde por puntos

LOS ENEMIGOS DEL PAPA. La semana que concluye dio cuenta de una nueva acción mediática destinada a corroer el inestimable vínculo entre el Papa Francisco y el Gobierno argentino. La maniobra amparó el ansia de erosionar el prestigio del decir vaticano, justo después de las sorprendentes alocuciones ante la Organización Internacional del Trabajo y la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, y en medio de las negociaciones argentinas por la deuda externa.

El rasgo distintivo de estas acciones radica en su origen: la web MDZ, que viene canalizando recursos de grandes empresas ligadas a Cambiemos para promocionarse en el orden nacional. Su eje mendocino, así como su proyección, permiten establecer comparación con Cadena 3, la radio cordobesa que escuchan numerosos taxistas porteños. Para identificar los lineamientos editoriales de esos dos medios, es necesario reconocer una mixtura entre Infobae y La Nación.

¿Qué sucedió? MDZ emitió un artículo sobre el presunto cortocircuito entre el Papa y Alberto. Al interior del texto resulta imposible hallar un sólo elemento que fundamente el título asertivo y toda su nutriente se basa en la inferencia de un enojo descomunal de Jorge Bergoglio para con el Presidente y sus funcionarios. Aunque la nota es fácilmente desmontable por quienes se encuentran bien informados, golpea a dos bandas entre aquellos que sólo necesitan títulos acordes con su pensar.

Permitió el alivio relativo de sectores oligárquicos a los cuales les cuesta desprenderse de la histórica influencia eclesial y no saben bien qué hacer con el Papa peronista, y también el “¿viste?” de las franjas interiores del campo popular que siguen ancladas en un debate lejano sobre el posicionamiento reactivo de esa institución y, por tanto, de quienes la integraron muchos años. Bien podrían reflexionar estos últimos que los conservatismos precedentes sólo logran realzar el giro impuesto por Bergoglio para afrontar los nuevos tiempos.

El tema de fondo, sin embargo, se orienta en otra dirección. Este periodista se preguntó quién es el dueño de MDZ y de dónde mana su furia. Rastreando, se encontró con Orlando Terranova (alias) Orly, amigo de Mauricio Macri, candidato a concejal del PRO en 2010 y uno de los principales “aportantes” con dinero ajeno para la campaña de la banda liberal en 2015. Está implicado en la causa donde se investiga una asociación ilícita y maniobras de extorsión contra los dueños de Indalo.

Uno de los imputados por el fiscal federal Guillermo Marijuan es este empresario mendocino, conocido como piloto de rallies, aunque más rápido para resolver asuntos financieros irregulares. Desde el origen de su carrera política la Justicia Electoral recibe pedidos de impugnación. En 2013, por ejemplo, varios funcionarios de Propuesta Republicana (PRO) fueron denunciados por otorgar 75 millones de pesos a la firma de su padre, Orlando Terranova, llamada Publicidad Sarmiento.

Lo hicieron sin considerar que existía una resolución judicial asentada en el artículo 46 del pliego que disponía la obligación de dejar fuera a Sarmiento S.A por presentar documentos falsos. En esa causa, Diego Santilli fue denunciado por favorecer a Terranova, luego de que el ministerio de Espacio Público volvió a calificar a Publicidad Sarmiento primera en la licitación. Mientras gritaban a voz en cuello contra la “Corrupción K” los funcionarios liberales admitían la presentación de documentos apócrifos. Pero eso no es todo.

Lo que realmente busca ocultar este propagador de noticias inventadas es haber sido socio en las sombras del operador macrista Fabián Pepín Rodríguez Simón, en los aprietes contra los empresariosCristóbal López y Fabián De Sousa para luego comprarles a precio de remate los medios del Grupo Indalo. El joven Terranova fue el encargado de ejecutar la maniobra por la cual el ex presidente Macri y su equipo de gobierno intentaron arrebatar a Cristóbal López y Fabián de Sousa el Grupo Indalo a cambio de garantizarles no ir a prisión.

Además de Macri y Terranova, están imputados en la causa el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana, los ex titulares de la AFIP Alberto Abad y Leandro Cuccioli, y el empresario Ignacio Rosner, entre otros.

Publicidad Sarmiento desarrolla medios y publicidad callejera en unos 30 municipios de distintos puntos del país. Pero también ha logrado presencia en la siempre oscura realidad empresarial de Colombia. Cabe considerar estos detalles para observar la calaña de los empresarios de medios privados en la Argentina y la desprotección del gran público en todo el territorio a la hora de recibir información.

Sólo se puede confiar en los medios populares y en algunos públicos. El resto, ni siquiera merece encuadrarse dentro de la añeja denominación “comerciales” pues no están dispuestos a ofrecer periodísticamente lo mejor para alzar su llegada, sino a obtener beneficios con modalidades delictivas y a operar para confundir a la sociedad sobre políticas y alineamientos, así como a tender un manto difuso sobre un presente en el cual pandemia y economía conforman las principales preocupaciones colectivas.

PRODUCCIÓN, TRABAJO Y MINISTROS. El Espacio Producción y Trabajo, que contiene a pymes y cooperativas de todo el país, a la Corriente Federal de Trabajadores y a la CTA, entre otros, se mantiene activa. Con diálogo y demandas encaró una nueva instancia del Foro de la Economía Social y Popular, donde sus miembros pudieron plantear la realidad ante las carteras de Economía, Producción y Desarrollo Social. Nuestras Fuentes Seguras estaban aguardando para brindar información inhallable. “El dato es que participó el ministro Martín Guzmán. También Daniel Arroyo y Matías Kulfas. Nadie puede decir que no se le da importancia a las empresas nacionales o que los interlocutores son de segunda línea”. –Qué sucedió en la reunión. “Entre otras cosas se acordó el financiamiento a la producción a partir de fondos al FOGAR y el FONDEP con más de 550 mil créditos a tasa cero para monotributistas y 110 mil a tasa 24 para PyMES”.

-Bien. ¿Qué tal el trato de Guzmán con los delegados de la economía real?  “En esa reunión el ministro dijo ´Tenemos un camino para construir una Argentina con esperanza donde la economía popular juega un rol central. Todos sus actores son actores de la política para transformar realidades y no solo para contener los daños que se le hicieron a la Argentina en los últimos años. La mejor política de inclusión social es la generación de trabajo y a eso apunta nuestro esquema de políticas económicas y políticas públicas´. Textual”.

RETENCIONES-Qué más. (En voz baja fingiendo secreto): “Se viene una suba en las retenciones. Se va a armar un buen lío pero no queda otra. Va a ser un aumento muy bien preparado, nada de recargar sobre los pequeños productores. Es más, hubo contactos reservados con ellos y se acepta que los niveles de ganancia de los grandes exportadores desequilibra también la situación interna del Campo”-¿El objetivo? “Seguir desacelerando los precios en pesos. Y por supuesto, mejorar la recaudación en tiempos de emergencia”. -¿Cuándo? “Ese debate no está saldado. Hay quienes quieren imponerlo dentro de poco más de un mes y están los que sugieren esperar que pasen las elecciones. Atenti que algunas discusiones son fuertes”. -¿Entre quiénes? “Para sintetizar, entre el massismo y el kirchnerismo. La gente de Massa no está entusiasmada con la idea y los amigos del gobernador Kicillof consideran que es inevitable”.

-Es decir, el contraste peronismo – desarrollismo ante un nuevo capítulo. “Si lo querés llamar así, si le sirve a la gente para identificar posiciones, dale. Acá los protagonistas evitan las denominaciones”–Claro. Lo cierto es que se admite el fracaso en la lucha contra la inflación. “Parcialmente. Hubo una desaceleración pero es cierto que no alcanza, es baja. Van a tomarse más medidas, pero la de las retenciones que te adelantamos es la que más revuelo va a causar. Igual acá no hay fracaso, fíjate los datos que te estamos pasando sobre los sondeos más recientes. No están nada mal” (esos porcentajes, en el tramo final de esta nota). –Gracias, el anuncio es importante. “Y una más”. –A ver. “Todos los sindicatos con los que se habló esta semana se expresaron satisfechos con las paritarias y con la actitud del Estado para sostenerlas”.

AFUERA Y ADENTRO. Aunque también tuvieron escueta difusión –o quizás por eso- las palabras del negociador argentino ante el Fondo Monetario InternacionalSergio Chodos, merecen tomarse en cuenta. Entre otras cosas, indicó que “en el Grupo de los 20 tuvimos un resultado valioso para que se comprenda la posición argentina; cuáles son las limitaciones, a dónde estamos, dónde vamos y la necesidad de llegar a un acuerdo que responda a los intereses de los argentinos y que sea sostenible también para los acreedores”. Afirmó que los recientes encuentros resultaron un hito importante para “llegar al final de una reestructuración con el FMI en el marco de una discusión global sobre los DEG y cómo se distribuyen, la agenda ambiental, el problema de las grandes corporaciones y cómo se puede llegar a una estructura tributaria global más justa”.

Sobre las perspectivas macroeconómicas, Chodos anticipó que “hay que ampliar la masa de inversión y exportaciones para ir saliendo de la crisis. Es algo bastante evidente cuando se mira sistémicamente”. Y al referirse a la deuda pública, puntualizó que “el nivel de deuda insostenible que tiene la Argentina está claro. La Argentina tiene que acceder a un nuevo programa con el FMI para pagar lo que se debe por el programa de 2018 que fue claramente insustentable”. Frente a este panorama “el acuerdo con el FMI se va construyendo en etapas. Como va a necesitar un nivel de debate y revisión interna y externa, va a pasar por el Congreso de la Nación” como había señalado Martín Guzmán. Sinceró: “El FMI aprende pero no se convierte en lo que no es”.

No fue el único que dijo cosas interesantes con baja circulación informativa. Afincado en otra geografía pero con intenciones confluyentes, el ministro de Desarrollo ProductivoMatías Kulfas, aseguró pocas horas atrás que la actividad industrial creció entre 3% y 3,2% en los primeros cinco meses del año, y que el país es uno de los “pocos que muestra crecimiento” en el mundo. “La industria argentina está en un momento muy bueno –enfatizó-. Hoy está produciendo por encima del año 2019. Comparando con el año previo a la pandemia la Argentina está creciendo entre 3 y 3,2% en los primeros cinco meses del año”.

El ministro destacó que “Argentina es uno de los pocos países que muestra crecimiento industrial en el mundo”, y que si bien hubo un “parate” en la recuperación en mayo por la segunda ola de coronavirus, en junio se retomó la senda del crecimiento, producto de “una nueva política industrial, de haber recuperado el rol de la industria”. La decisión de involucrar las precisiones citadas en este artículo se fundamenta en la necesidad de conocer la postura oficial en medio de la aguda colisión de diagnósticos que registramos en nuestras propias consultas. Veamos.

DOS MIRADAS ¿EXCLUYENTES? Durante la semana, el aire de nuestra emisora fue un hervidero de visiones contrapuestas sobre la misma realidad. Mientras el economista Juan Valerdi cuestionó una negociación sobre la deuda que implicaría admitir un abono imposible para el país y condicionante de cualquier determinación soberana, numerosos representantes sindicales señalaron que el Gobierno está abriendo los oídos a sus demandas, lo cual se evidencia en paritarias, salario mínimo, asistencia y programas urgentes como los relacionados con la construcción de viviendas. En esa línea, en tanto el periodista Carlos Caramello sostenía que la cautela original de Alberto ya se ha transmutado en una orientación que deja de lado los grandes intereses nacional populares, varios delegados de organizaciones sociales apuntaron que la gestión está bien rumbeada y que ahora es pertinente debatir sobre la orientación de la inversión social (asistencia: planes o empleo – trabajo genuino).

Todos los consultados mostraron argumentos sólidos y escasa tendencia al guitarreo. Cada cual fundamentó su mirada con anclaje profundo en nuestra realidad económico social. Es cierto que la Argentina está saliendo con dificultades del marasmo impuesto por años de recesión liberal y la irrupción pandémica, y también lo es que el Estado está actuando con más energía que durante el 2020. Pero quién puede dudar de la persistencia de la inflación, la continuidad de una distribución interna injusta y las complicaciones para la población asalariada, con redoble de dramas sobre el segmento con ingreso irregular. Los polemistas parecen coincidir en la necesidad de sostener la unidad política rumbo a las elecciones de noviembre, aunque algunos la admiten a regañadientes y otros, con ardor y placer.

La historia peronista es pródiga en reyertas interiores y análisis contrastantes. Así ocurrió en el primer lustro de los años 70, donde todo resultó peor debido a la pasión por la industria ferretera que denotaban los protagonistas y a la irrupción de fuerzas externas, como la Triple A, con ostensible intención divisionista, y en el período de arranque kirchneriano, cuando Néstor Kirchner era caracterizado con argumentos semejantes a los que hoy recibe Alberto; se le imputaba el anhelo de destruir la tradición movimientista en aras de la “transversalidad”. Como se verá a la distancia, varios diagnósticos absolutos resultaron apresurados y es posible afirmar que un mayor apego por la unidad hubiera ahorrado algo de sangre en un caso y ciertos traspiés electorales en otro. El problema es que la frase precedente puede confundirse con una invocación al silencio; no es la intención, pues el debate enriquece. Lo que mata es la humedad, y la ruptura.

EL TRASFONDO DE LA VERDAD. El suceso público de la semana fue, pese a la trascendencia de los factores que aquí se vienen comentando, el descargo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la Causa Memorándum con Irán ante el Tribunal Oral Federal 8. Dijo algo que hallará su lugar en la historia: “Los buitres nos declararon la guerra hasta que cobraron. No se trataba solo de ganar la elección. Habíamos obtenido un gran triunfo en Naciones Unidas, con Héctor Timerman y Axel Kicillof, una legislación global de la ONU sobre deuda soberana, que le ha servido al actual gobierno en la negociación con los acreedores privados. Ahora se requiere conseguir el 66% de aceptaciones para una propuesta, que obliga al resto”.

Vale, sin dejar de sugerir la escucha o lectura completa del mensaje, el rescate de algunos subrayados centrales de la presentación:

*“Todavía me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA estemos discutiendo el montaje de una mentira para poder ganar unas elecciones”. * “Lo del Memorándum, Vialidad y Dólar futuro: todo está armado para que el pueblo argentino pueda entregarse débilmente a lo que siempre hicieron desde afuera, dominarnos a través de la deuda”. * “Los únicos dos jueces que me tocaban siempre en Comodoro Py eran Claudio Bonadio y Julián Ercolini, no importaba cuántas veces se sorteara. En Casación, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky”. * “Se naturalizó en la Argentina que existía una mesa judicial. Y de allí salían las órdenes. Esta mesa estaba integrada por Mauricio Macri; el Jefe de Gabinete, Marcos Peña; el titular de la AFI, Gustavo Arribas; el Ministro de Justicia, Germán Garavano; el prófugo Rodríguez Simón; el Jefe de asesores, José Torello, y el Secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas. Todos ellos eran los que decidían a quién había que meter preso, a quién había que armarle una causa, a quién había que intimidar. Esto sucedió en la República Argentina”. * “Los fondos buitres hacían campaña en todo el planeta con el Memorándum con Irán y con la AMIA. Intentaron doblarme la mano durante años para que les pagara cualquier cosa y me negué. Me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo”. * “El juez jugaba al tenis y después se iba a comer con Macri. ¿Alguien piensa que ese juez puede ser imparcial en una causa que me involucra?”. * “Yo no recuerdo cuántos titulares de diario tipo catástrofe acerca de mis reuniones con el juez Sebastián Casanello en Olivos. Bueno, hoy los dos falsos testigos están condenados por perjurio, por falso testimonio. Nunca fue Casanello a Olivos siendo yo Presidenta”. * “Se dispuso un conjunto de personas para poder investigar y perseguir. La prisión preventiva ya no era a ser para aquellos que tienen posibilidad de escaparse, se genera una doctrina del poder residual: todo aquel que fue funcionario, se convierte en alguien peligroso y por lo tanto, hay que investigarlo pero preso”. * “Tengo 68 años, ya fui Presidenta dos veces, no me mueve nada más que dejarles un país a mis hijos y a mis nietos y nietas mucho mejor del que recibió su abuelo en el 2003. Esto es lo único que me mueve”. * “La verdad, argentinos y argentinas, es que si no tomamos conciencia de lo que nos ha pasado en los últimos años difícilmente podamos encontrar un camino después de esta pandemia, y tenemos que encontrarlo”

Muchos de los elementos señalados por la actual vicepresidenta fueron planteados en su libro Sinceramente. La verdad profunda que contienen lleva a suponer que pese a la indicada desprotección informativa quienes a esta altura insisten en suponer que cualquier variante de Juntos por el Cambio puede ofrecer un camino honrado, en contraposición a “Los K”, merece catalogarse como imbécil.

Cabe aproximarse al fondo, tomando en cuenta las investigaciones que conducen a arrancar todos los velos. Nuestro compañero, el periodista Juan Salinas, es el autor de los mejores trabajos sobre la cuestión, en sana competencia cabeza a cabeza con los de Juan Gabriel Labaké. Ni bien escuchó la alocución de CFK apuntó: “Pues bien, diré ahora lo que Cristina no puede decir por comprensibles razones de Estado. Y es que a la Argentina, en esta emergencia, le conviene no pelearse ni con Estados Unidos ni con Israel (lo que les resulta inevitable a Cuba, Venezuela y Nicaragua, que están bajo el fuego de Washington y el Pentágono) mientras anuda acuerdos convenientes para el interés nacional con otras potencias en un mundo que está convirtiéndose a velocidad de vértigo en multipolar”.

Hecha la aclaración (que amerita lectura política presente, dicho sea de paso) el Pájaro Rojo indicó que “Los fondos buitres encabezados por Paul Singer, la Task Force en la que descollaba el recientemente fallecido Sheldon Adelson (zar del juego en Las Vegas, sponsor tanto de Donald Trump como de Bibi Netanyahu que le transfirió durante largo tiempo un promedio de 6000 dólares mensuales a Natalio Alberto Nisman) y los servicios secretos de Estados Unidos e Israel son en múltiples aspectos una misma cosa. Lo que nos conduce rápidamente a los atentados terroristas cometidos en Buenos Aires. Al de la Embajada de Israel (expediente que la Corte Suprema mantiene bajo siete llaves porque de abrirse al escrutinio público quedaría claro quiénes y cómo colocaron y detonaron la bomba, y la falacia de la supuesta camioneta-bomba) y al de la AMIA.

Esto es clave: “En ninguno de los dos hay pruebas no ya para inculpar a funcionarios del gobierno iraní sino siquiera a algún persa silvestre. Este es el motivo por el que desde Israel se le ordenó a la DAIA y la AMIA (y a Nisman) que revieran su aceptación del memorando y pasaran a una oposición frontal que llegó a su vértice con la denuncia infundada de Nisman, que lo condujo al suicidio cuando su columna vertebral, el supuesto pedido de la caída de las alertas rojas que pesaban y aún pesan sobre los funcionarios iraníes, se desmoronó por la reacción de Ronald Noble, antiguo jefe del Secret Service estadounidense y luego presidente de Interpol. Noble no sólo desmintió a Nisman, sino que lo trató de mentiroso”.

Entonces, “Los atentados no se esclarecen porque a casi todo el mundo le resulta cómodo inculpar a Irán y encubrir que fueron cometidos materialmente por una banda ladrifascista integrada mayoritariamente por efectivos de la Policía Federal, contratados por traficantes de drogas y armas vinculados al entonces presidente Carlos Menem, y que se perpetraron con conocimiento, aquiescencia e incluso participación de agentes de inteligencia de Israel y Estados Unidos, quienes tenían en la SIDE seguros servidores. Unos obraron como mano de obra barata a causa del aliciente de su judeofobia; otros lo hicieron para cobrar sumas millonarias que le habían sido birladas por financistas judíos encargados de blanquearlas introduciéndolas en el sistema bancario de los Estados Unidos; y otros, por fin pero no menos importante, para sabotear las intenciones del premier Isaac Rabin de devolver a Siria las alturas del Golán a cambio de un acuerdo de paz garantizado por el Consejo de Seguridad de la ONU y abortar las excelentes relaciones entre Argentina e Irán, que había reemplazado a la disuelta Unión Soviética como principal comprador de los cereales argentinos y pensaba expandir su influencia en Suramérica desde Buenos Aires”.

He ahí la cuestión.

UPPERCUTS. ¡Qué avalancha informativa! Cabe incluir una secuencia de puntos breves que, en algunos casos, poseen proyección de valor.

  • Tras el alegrón futbolero que desató la victoria de la Selección Nacional ante Brasil, este narrador se dispuso a observar la pelea por la unificación de títulos entre Jermell Charlo y Brian Castaño. Si las dudas ya estaban planteadas, el desenlace las corroboró. La disección del deterioro de la vida cotidiana en los Estados Unidos es el factor diferencial con los análisis que sólo estiman al fallo de esa pelea como un robo circunstancial. Por eso repone aquí denuncia, y propuesta de Reforma Judicial elaborada meses atrás, cuando el saqueo tuvo como víctima al nicaragüense Román Chocolatito González. Y ratifica una decisión dolorosa en el plano de los gustos personales.
  • Aunque resulta difícil para quienes cierran el esquema y dan por concluido el debate, es válido realzar la afirmación de una política internacional bien posicionada. No ha resultado sencillo sostener las posiciones que nuestro país ha mostrado cuando el marco da cuenta del descenso mundial del vigor norteamericano y su consecuente re enfoque sobre América latina para salvaguardar una parte de su influencia. Cabe al respecto, y con Cuba como el dato más reciente, apuntar que las previsiones manifestadas en estas páginas sobre el advenimiento de Joseph Biden y el supra poder a la gestión directa, resultaron más que certeras. Cabe combinar este segmento con el subtítulo sobre CFK y el Memorándum.
  • La Justicia Electoral peruana terminó de revisar y rechazó, por falta de sustento, los reclamos de Keiko Fujimori para anular votos del profesor Pedro Castillo, con lo que pretendía arrebatarle la victoria al candidato popular. De esta manera, después de una larga espera,quedó confirmado que el maestro rural y sindicalista que viene de una las zonas andinas más pobres será proclamado en esto días como presidente electo. Asumirá el cargo el 28 de julio. El duro establishment peruano está replicando con violencias varias y nuevas maniobras para demorar la proclamación. Los analistas más avezados estiman que no podrá bloquearla.
  • Puertas adentro del Gobierno argentino circularon algunas encuestas. Según cuentan nuestras Fuentes, en las provincias del norte el Frente de Todos se impone por 15 puntos, lo cual equilibra las indómitas Córdoba y CABA, donde la PROpuesta oligárquica está en baja pero sostiene preeminencia. En la provincia de Buenos Aires hay 10 puntos de diferencia para el espacio nacional y popular. En Casa Rosada y Olivos se supone que para noviembre existirán unos siete puntos de diferencia benéfica total. Pasa que en mitad de mandato la dispersión es inevitable. Esos porcentajes no están mal, dadas las circunstancias.

Cae la tarde, el sol intentó lo suyo sin éxito. El frío invernal sigue su curso.

  • *Gabriel Fernández. Área Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal