Luis D’Elía: “Llevo más tiempo preso con Alberto que con Macri”

Entrevistado por Dante Palma en el programa radial “No estoy solo”, el dirigente social explicó las razones por las que se considera un preso político y analizó el plan económico del gobierno actual  

Siguiéndote en las redes había visto un mensaje tuyo en el cual manifestabas que no tenías espacio en los medios, por supuesto en los medios opositores de ninguna manera pero tampoco en los medios más afines al oficialismo. ¿Por qué crees que no tenés ese lugar?

Mirá desconozco las razones pero sospecho que debe haber motivos políticos por los cuales sos incómodo para unos y para otros, normalmente es por eso pero bueno, acá estamos…

En las últimas semanas aparecieron algunas voces de referentes de los movimientos sociales criticando la lógica de la Tarjeta Alimentar, con el argumento de que está siempre corriendo detrás de los precios que a su vez imponen los supermercados y que finalmente acaba reproduciendo una lógica asistencialista. Sé que vos también hiciste esa crítica por eso te pregunta, ¿cuál es el camino que tendría que llevar adelante el gobierno desde ese punto de vista?

El camino que tuvimos con Néstor y Cristina, el camino de la promoción humana, del desarrollo, el camino de la obra pública, de la construcción de viviendas, la Federación de Tierra y Vivienda con Néstor y Cristina construyó diez mil viviendas en todo el país, hizo kilómetros de veredas, red de agua, red de cloaca, red de gas, programa de terminación de viviendas, regularización dominial, la tarea fue descomunal, no entiendo por qué hoy todo se tiene que limitar al asistencialismo que además de la manera en que está planteado termina siendo un gran negocio para algunos supermercadistas.

En términos generales, ¿qué evaluación hacés del plan económico del gobierno? ¿Cuáles serían sus virtudes y cuáles serían principalmente sus principales defectos?

No soy un experto en economía pero me gusta escuchar a Amado Boudou, me gusta escuchar a otros compañeros como a Fernanda Vallejos, y todos son muy duros. Algunas cosas son de sentido común, en vez de privilegiar al Fondo Monetario y a los buitre habría que privilegiar el frente interno en momentos inmejorables para la Argentina, nosotros producimos 150 millones de toneladas de granos con la soja a 600 dólares el quintal en la Bolsa de Chicago, y bueno… tendríamos que procurar que nadie evada, que nadie eluda, que nadie fugue y tendríamos que proponernos lograr lo que logró Néstor Kirchner en términos de recaudación fiscal, 100 mil millones de dólares por año. Ahora, si seguimos con la lógica neoliberal conservadora de pagarle a los usureros y encima ajustar en el frente interno mientras que ves que la triangulación con Uruguay, Brasil y Paraguay es escandalosa, digo… hay que recaudar y priorizar distintos frentes mirando para adentro de la Argentina, mucho más que eso no te puedo decir.

Estás en detención domiciliaria y siempre manifestaste que eras un preso político. ¿Considerás que ha cambiado en algo tu situación y la del resto de los que serían presos políticos con el actual gobierno o siguen igual?

No, ya llevo más días preso con Alberto que con Macri y yo no estoy ni por chorro ni por coimero, estoy por haber encabezado una protesta el día que asesinaron a un dirigente social, yo era diputado provincial, encabecé la protesta, pedí mi desafuero de la Cámara, no me lo dieron porque sino tenían que darle el desafuero a trece diputados más acusados de corrupción pero esto no es lo peor, lo peor es que soy un preso político con certificado de preso político. El cable 1.222 de WikiLeaks que se encargó Santiago O’Donnell de difundir en su libro Argenleaks es claro y contundente, en el punto 4 c la exembajadora Vilma Socorro Martínez le informa al departamento de Estado en Washington que ese día se comunicó con Macri y le pidió a Macri la detención de Luis D’Elia por los episodios de La Boca, preso político con certificado de preso político.

A propósito de que mencionaste justamente WikiLeaks eso me da el pie para para ingresar en la cuestión geopolítica. Siempre has mantenido una postura clara respecto del conflicto entre palestinos e israelíes, postura que te generó muchísimas controversias. Te pregunto entonces a la luz de los acontecimientos de los últimos días, ¿cuál es la reflexión que vos podés hacer?

Mirá yo el tema lo conozco desde hace mucho tiempo, he estado en la zona, viajé con el Padre Luis Farinello, con el Ingeniero Mario Cafiero a Medio Oriente, conozco bien Irán, conozco bien el Líbano, estuve en los campos de entrenamiento en el sur del Ejército libanés… quiero decirte que el pueblo palestino después de la trágica resolución de Naciones Unidas en 1946 hoy tiene siete millones de palestinos en el exilio, un millón de palestinos en Sabra y Chatila, en el Líbano, entonces hay alguien que dice por ahí que la única solución que tiene Israel es la solución Mandela, ¿cuál es la solución Mandela? Que si querés que haya un solo Estado que se llame Estado de Israel que reconozca los derechos ciudadanos, cívicos de todos, de israelíes, palestinos, de los siete millones que están en el exilio, de todos, que terminemos con la estúpida pared que tenemos en Gaza, que se anexen todos los territorios y que se someta a elección, entonces vas a tener un Estado de Israel gobernado por los palestinos que son una mayoría, que están ahí desde tiempos inmemoriales, Jesucristo, ¿qué era? Ciudadano palestino de religión judía. Yo abogo por la unidad de todos y por el reconocimiento de los derechos cívicos, que puedan vivir en paz.

En septiembre son las PASO. Más allá de las críticas que acabas de mencionar, ¿vos te sentís representado por el actual gobierno o consideras que es necesario que haya una alternativa popular y de izquierda que le marque un poco la cancha a la actual administración?

Yo creo que el Frente de Todos tiene que abrir la jugada interna y que tiene que haber varias expresiones en las PASO e ir unificado en general, ahora… si querés hacer PASO y generales en listas únicas hechas a patadas en el culo lo que vas a lograr es que mucha gente se te fugue por izquierda.