Mariotto: «Hay un corrimiento a la derecha de todo el FDT»

Entrevistado por Dante Palma en el programa radial “No estoy solo”, el exvicegobernador de la provincia analizó los motivos por los cuales el FDT perdió las elecciones; además se refirió a la necesidad de una gran PASO y dio detalles del lanzamiento, junto a Alicia Castro y a Amado Boudou, de una nueva corriente al interior del Frente llamada «Soberanos»

¿Por qué creés que el gobierno perdió las elecciones el domingo pasado?

Bueno… son múltiples las causas, nunca es una sola. La conformación del Frente de Todos se da a principios del 2019 cuando Cristina anunció que el candidato era Alberto Fernández y todos los que queríamos que el peronismo se una para ganarle al Macri-radicalismo aceptamos que el candidato era Alberto y eso por la urgencia evitó que se llevaran a cabo algunas instancias que hoy estamos padeciendo, las reglas de juego para la unidad del Frente, las PASO para todos como ahora anunció el Presidente. No hubo reglas de juego y tampoco hubo programa de gobierno en el Frente de Todos antes que el gobierno asumiese, entonces sin PASO, sin reglas de juego, sin programa llegamos a la elección de 2021. Ya habíamos superado la urgencia que había de ganar o ganar pero en dos años no se pusieron esos objetivos y creo que en términos generales esos dos aspectos abarcan una gran porción de las múltiples causas por las cuales perdimos las elecciones porque si hay programas hay desafíos para superar algunas situaciones que nos duelen, 50% de pobreza, bueno… nos duele la pobreza entonces si hay un programa se camina en esa dirección, si hay un programa vemos que hacemos… ¿auditamos la deuda externa antes de sentarnos a negociar con los acreedores? Estalló la pandemia, ¿hacia dónde va la política con respecto a los servicios públicos? Todavía tenemos tarifas dolarizadas aunque congeladas en materia de luz, gas, agua, ¿qué hacemos con eso? ¿Qué hacemos con el ingreso al mundo digital? Si no tenemos inclusión y soberanía digital vamos a estar generando millones de analfabetos en los próximos años, o sea, no hay un plan. No hemos discutido comercio exterior por eso fuimos y vinimos con Vicentín, no hablamos de los puertos que son concesiones en manos de agroexportadoras. Bueno, hay que ponerse algunos objetivos que tienen que ver con el rumbo que nuestro espíritu como integrantes del movimiento peronista con todos sus matices y la amplitud que infiere… hay que discutir un programa.

Cuando uno analiza la votación ve que si bien la mayoría de los votos fueron hacia los dos grandes bloques de centroizquierda y centroderecha por llamarlo de alguna manera, también hubo una gran cantidad de votos que se fueron hacia opciones de ultraizquierda y de ultraderecha. ¿Creés que esto tiene que ver con lo que generalmente sucede en elecciones legislativas o justamente creés que hubo algo más?

El peronismo siempre tuvo votos de sectores que no se conforman con lo que está ocurriendo y que quieren una transformación. En este caso me parece que fueron políticas muy moderadas, esto no quiere decir que haya que poner la pata en el acelerador locamente significa que hay que ver hacia dónde vamos. Viste que nosotros tenemos en el Frente sectores más de centro, sectores más de derecha, sectores más revoltosos llamémosle que quieren profundizar ejes pero hay que ponerse a discutir en un programa a diez años acerca de cómo se lleva adelante ese rumbo y nos vamos a poner de acuerdo pero hay que sentarse a discutir. Y entonces si no se sientan a discutir los integrantes del Frente de Todos mucho menos se va a cerrar la grieta porque tampoco se va a cerrar el resto de las fuerzas políticas y si no hay desafíos para cumplir, las alternativas por fuera del sistema son atractivas. En este caso los libertarios han sido receptores de muchos votos de gente que está disconforme con este sistema y que supone que en el formato que le presentan los libertarios se puede patear el tablero de alguna forma y nosotros por supuesto entendemos que eso es más sistema con mucha gravedad de lo que trae consigo en términos filosóficos, es un fenómeno mundial de derechización, antipolítica pero que aparece barnizado como un patear el tablero y si nadie patea el tablero aparecen ellos solos y esos votos van a concentrarse ahí.

Hay un fenómeno que es bastante paradójico y es que el gobierno redujo su caudal de votos al del núcleo duro K. Prácticamente en provincia de Buenos Aires el gobierno sacó lo mismo que lo que había sacado Cristina sola en 2017 y a su vez ese núcleo duro K, en off, es muy crítico de Alberto, en todo caso apoya pero haciendo críticas muy fuertes. Esto significaría que la moderación de Alberto no alcanzó para sostener el voto moderado sino que los únicos que se quedaron ahí fueron los que habían votado a Cristina y que son el núcleo duro que ya estaba presente. ¿A qué atribuís este fenómeno de la pérdida de esos votos?

No, no sé, porque a mí me parece que se han moderado todos, hay un corrimiento a la derecha de todo el movimiento, yo no veo un núcleo duro y uno blando, veo un gobierno que no profundiza y ahí está un Presidente y una Vicepresidenta, por ahí desde afuera del movimiento se ve como que habría un núcleo un poco más apresurado y otro más retardatario, ahora… nosotros vemos un gobierno que hasta ahí… hubo una carta de reclamos, de reproches, después se cambió el gabinete pero hay un corrimiento a la derecha que los que nos quedamos todavía pensando en que el Estado tiene que tener un rol muy importante y que hay desafíos de justicia social que hay que cumplir ya y que queremos auditar la deuda y que queremos resolver los servicios públicos y comercio exterior, y que incluso repetimos algunos aspectos de la Constitución el 49 que nos sigue pareciendo revolucionaria, incluso queremos aceptar como nadie el desafío de los tiempos con la inclusión digital y el tema medioambiental y la democratización de los medios y un cambio en el Poder Judicial muy fuerte, transparente y democráticos, esos parecemos de ultraizquierda pero el gobierno es un gobierno y el Frente de Todos que lo compone Massa, Máximo, Cristina y Alberto, no ha promovido la discusión entonces yo no sé si hay un sector K puro y un sector AF puro, yo lo que veo es un gobierno que no activa la participación y nosotros nos quedamos en el Frente de Todos y no esperamos instrucciones ni del Instituto Patria ni de la Casa Rosada y decimos lo que pensamos porque somos militantes y no nos quedamos con nada atragantado por decir. Por ahí nos equivocamos y quizás en algunos aspectos acertamos como ahora que vemos que el Presidente dice “PASO para todos” es lo que veníamos reclamando desde que iniciamos el “Hay 2019” en La Pedrera, San Luis, con Alberto Rodríguez Saá, el Coqui Capitanich y tantos cuadros y militantes como Hugo Moyano, Axel Kicillof, el Cuervo Larroque, recuerdo a algunos compañeros que fueron con mucha vocación de garantizar la unidad y ganarle al macrismo. El “Hay 2019” fue un grito de guerra porque había una resignación con que Macri después del acuerdo con el FMI y del Pacto Fiscal ya se quedaba con el gobierno en el 19 y que había pensar en el 23 con mucho optimismo y nosotros dijimos con rebeldía “hay 2019”, reglas de juego y programa. Bueno, hubo 2019 sin reglas de juego y sin programa y todo bien porque ganamos pero en el 2021 no activamos lo que tendríamos que haber hecho. Ahora Fernández el 17 de noviembre dice que habrá PASO para todos y nosotros lo aplaudimos, nos gusta, nos parece bien, no es que decimos “uh, es tarde”, no, hay que pensar en el 2023, PASO para todos, discusión de programas y pongamos entonces una carta orgánica que permita que el que saque 50 % de los votos y gane se vea acompañado por el programa del que salió segundo con 30 % y del que salió tercero con 20 % y del que salió cuarto con 5 % y todos, hasta el hilo más delgado hace su sombra en el suelo, le ganan juntos con sus banderas, con sus estéticas y perfiles a la derecha del Macri-radicalismo.

¿Estas son las razones por las cuales decidiste no participar de las últimas elecciones?

No, a nosotros no nos dieron las PASO. Nosotros reclamamos PASO, hablamos con todos los dirigentes que podíamos hablar, nos escucharon y nos dijeron que teníamos razones y que estaba bien pero que teníamos que conversar con los otros dirigentes y nunca hubo nada explícito ni presencial ni por zoom y se tomó una decisión que fue lista única; la lista única no es siquiera una lista de unidad, es única, hay un señor en la puerta de un establecimiento que dice “vos entrás y vos no entrás”. Cambiemos hizo PASO, nosotros no hicimos PASO, restringimos la militancia, invisibilizamos la militancia, invisibilizamos las ideas, bueno nos equivocamos… ahora el Presidente dice “PASO para todos” y nosotros decimos “vamos Fernández, PASO para todos, muy bien”.

Hoy se lanza la corriente “Soberanos” que tiene como principales referentes a Amado Boudou, Alicia Castro y a vos. ¿Por qué creés que es necesario y ahora especialmente en este momento la aparición de este nuevo espacio?

Es un espacio ampliado, puertas y ventanas bien abiertas como le gusta definirlo a Alicia y nosotros le tomamos el concepto porque es muy gráfico, no encorsetar a nadie; hay partidos políticos, sectores gremiales, sectores políticos, cuadros, hombres, mujeres, jóvenes, veteranos, veteranas de mil batallas que participan como disparadores en ejes de políticas públicas. Y bueno, discutir primero entre nosotros, después entre toda la amplitud del Frente de Todos y después entre toda la sociedad. A nosotros nos duele la situación de la Argentina, nos duele la situación de la sociedad y no estamos contentos con lo que está ocurriendo y creemos que hay que discutir.

¿Qué es lo que va a ocurrir hoy en el Espacio Cultural Mugica?

Vamos a dar una charla de presentación Alicia, Amado y yo. Después van a participar múltiples compañeros y compañeras en la expresión de las comisiones. Va a quedar fundado un espacio que va a convocar al debate, a la participación, a la discusión, que va a generar un programa y como habrá PASO para todos seguramente este perfil va a estar representado en las próximas elecciones internas.