Mariotto: “Tienen que habilitar que haya juego interno para que se puedan discutir programas”

El pasado 25 de junio el exgobernador de la provincia de Buenos Aires y presidente del partido Compromiso Federal, Gabriel Mariotto, participó del conversatorio “Malvinas y Paraná. Tierras y aguas nuestras” organizado por el Movimiento Federal por la Soberanía Nacional. En el encuentro desarrollado de manera virtual se encontraban presentes el escritor y periodista, Mempo Giardinelli, el veterano de guerra de Malvinas, Pancho Zelaya, y el vicedirector del Instituto Malvinas de la UNLP, Mario Volpe.

A continuación compartimos la intervención de Mariotto.

No entiendo por qué con tanta reflexión, con tantos cuadros, con tanta lucha, con tanto argumento, nuestro gobierno todavía duda o si no está de un lado o del otro es que está del otro. No entiendo cómo todavía no toma cartas en el asunto con estos temas que son centrales, temas de soberanía.

Nuestro frente es un frente ampliado que tiene eje en el campo nacional y popular y donde el concepto de justo, libre y soberano no se pone en discusión, ¿quién pone en discusión ese apotegma?

El otro día hubo un gobernador peronista de una provincia de Cuyo -que no es San Luis- que dijo “hay que actualizar ‘justo, libre y soberano’”, si hay algo que no hay que actualizar es “justo, libre y soberano”, eso no cambia. Cuando hablamos de soberanía hablamos de soberanía digital, cuando hablamos de justicia hablamos de inclusión en la salud y la educación, eso va para el fin de los tiempos, no hay que actualizar nada. ¿Le parece viejo al señor? Y bueno, me parece que no entiende que se aborda el desafío de los tiempos desde bases sólidas de justicia social y soberanía.

Mempo ha luchado, sigue luchando y seguirá luchando y nosotros vamos a acompañar esas botellas al mar que él tira con mensajes de naufragio sobre el tema Paraná. Nuestro Presidente en un reportaje dice “en doce años no lo hicieron y ahora me lo exigen a mi”, y bueno… en doce años no lo hicimos y está mal no haberlo hecho, y quizás porque no se hicieron algunas cosas después perdimos en 2015 y retrocedimos enormemente, una tragedia el gobierno de Macri y el radicalismo. Entonces se escuda nuestro Presidente Alberto Fernández en que no lo hicimos antes y por qué lo vamos a hacer ahora, a mí me parece que es un argumento muy flojo. Tampoco nacionalizamos las empresas de servicios públicos. Mal, error. Hoy hay una empresa italiana que tiene el 51 % de la energía en Argentina y es del Estado italiano, no una empresa privada italiana. Los países centrales tienen la soberanía energética en manos de sus empresas nacionales en su gran mayoría, algunas mixtas, otras con un alto porcentaje, otras con el 100 %, China, Rusia, México, Estados Unidos, Alemania, Finlandia, Inglaterra. Entonces, nos venden un libreto a nosotros, lo trafican por los monopolios informativos y después nosotros reculamos en chancleta porque no nos animamos a plantear una transformación de plano con los ejes de justicia social, de soberanía política e independencia económica, no lo entiendo. ¿Cómo tenemos que convencer a nuestro gobierno para que haga lo que está en nuestro ADN? No sé, ¿se necesita mucho tiempo? Puede ser. ¿Hay un plan para abordar ese tiempo que se necesita? Porque si tenemos un plan a diez años y ya nosotros nos conformamos de que lo que no podemos hacer mañana lo vamos a hacer dentro de seis, cuatro, ocho años, no sé… pero tenemos una zanahoria, una luz al final del túnel, vamos caminando hacia un proyecto que nos incluye. Mientras tanto los moderados o los conservadores van haciendo de las suyas pero en algún momento llegará el tiempo de la Patria. Ahora, tampoco hay un plan.

Perón el 17 de octubre del 45 fue emergente junto con su pueblo de una revolución social que se sumó a ese estadío conservador que tienen los militares y a un estadío de vanguardia que también tienen los militares abordando la nueva tecnología, o sea que la veta conservadora y la veta de vanguardia sumada a la revolución social por donde cabalgó el General le dio la posibilidad de tener la legitimidad de un gobierno por elecciones, porque él el 17 de octubre pide elecciones, se legitima esa revolución social y en tres años hace la Constitución del 49, no necesitó 35 años, en tres años la hizo porque asumió el 4 de junio del 46. ¿Qué necesitamos nosotros para abordar los temas? Veo con muchísimo agrado que nuestra vicepresidenta, la expresidenta Cristina que está en nuestro afecto, plantee el sistema integrado de salud, bueno… vamos a discutir cosas serias, muy bien, si OSDE, Galeno, las obras sociales privadas después terminan siendo financiadas por el Estado y las obras sociales gremiales que cumplen una función maravillosa solo para los gremios, entonces también terminan siendo ayudadas por el Estado. ¿Vamos a discutir el sistema de salud? ¿Vamos a discutir ese sistema de salud de Onganía, de Valentín Suárez y Rubens San Sebastián del peronismo sin Perón? Y bueno… lo podemos discutir, qué lindo discutir cosas que pateen el tablero. ¿Vamos a discutir servicios públicos?

El ministro de Transporte dijo que hace seis meses nadie hablaba del Paraná, un poco de respeto a la militancia de hombres y mujeres de la Argentina, patriotas, cuadros políticos gremiales, sociales que han presentado esquemas de lucha e incluso leyes. Yo presenté una ley cuando era vicegobernador -que por supuesto apenas caminó en el Senado y después no caminó en Diputados- para nacionalizar los puertos de la provincia de Buenos Aires. Los puertos son Guantánamo, están alambrados, llegás a Bahía Blanca, Quequén, Mar del Plata, Zárate, a donde quieras están alambrados. Todos sabemos lo que ocurre con la Aduana, con las empresas que tienen los elevadores portuarios y las concesiones portuarias y si el Frente de Todos discute comercio exterior en una Argentina que alimenta 400 millones de habitantes antes o después se va a encontrar con Vicentin, con Cargill, con ADM, con Dreyfus, con lo que sea, ahora… no lo discutimos y corremos detrás de la pelota de un ministro que dice que hace seis meses nadie pedía nada. Creo que la situación es gravísima, hay que ayudar, hay que discutir, no hay que enojarse, no hay que irse hay que quedarse, no hay que borrarse del club hay que sacarlo campeón.

Entonces me parece que hay que pedir PASO, hay que tener vocación de jugar adentro del Frente, la burocracia del partido peronista o del Justicialismo tiene que habilitar que haya juego interno para que se puedan discutir programas, no canditatos o candidatas, discutir programas con la sabiduría que tiene nuestro pueblo y nuestros cuadros.

El tema del Paraná e Hidrovía -o como se llame porque es un concepto que lo resignificamos, lo reconvertimos, hablamos de soberanía-  eso está en 200 millones de Zoom por mes con cuadros impresionantes que cuentan la verdad de la milanesa, cuáles son las disfunciones, cuáles son las trampas, por qué miran para otro lado y nos quieren conformar con poner una cabina de peaje en la mitad del río y cobrar el peaje. ¿Eso es soberanía?, ¿eso es comercio exterior? No. ¿Discutimos si los enlaces entre el río Paraná, los puertos entre el Paraná y el Atlántico los hacen barcos y barcazas argentinas con personal argentino o lo hacen los buques extranjeros? Quizás no podemos tener la flota mercante del general porque quien compra desde Europa te pone las condiciones, quizás no podemos en un corto plazo, pero los enlaces internos tienen que ser nuestros.

Así que creo que son una sumatoria de cosas que no las abordamos y me parece que estamos errándole el viscachazo porque cuando no se abordan estos temas no es garantía que nos va a ir bien en la próxima elección. Si no hacemos lo que tenemos que hacer quizás después perdamos las elecciones. Si me dicen que con esto no hacemos nada y nos quedamos en el molde, silbamos y miramos para otro lado y ganamos las elecciones, bueno quizás tienen razón, ahora… ¿hay garantía que eso es así? Me parece que la situación es muy grave y que hay cuadros intelectuales, políticos, gremiales, sociales, sindicales, mujeres jóvenes, viejos, viejas, veteranos, veteranas que saben cómo se tratan estos temas, cómo se trata el tema de los servicios públicos, cómo se trata el tema de la salud, cómo se trata el tema de ingresar al mundo digital, queremos discutir cómo ingresamos a la economía de la vida, la trazabilidad de los alimentos, la ecología, el respeto al medio ambiente, el respeto a los pueblos originarios. Recién hablaban de Lewis y hay que ir a golpearle la puerta a Lewis, y de Benetton al que también hay que tocarle la puerta. Si la más exitosa operación inmobiliaria del sistema fue la Conquista del Desierto que le regaló la mitad de la Patagonia a más de 50 empresas británicas que después fueron parte de la corona británica y ese regalo, una vez que derrocaron al cacique Sayhueque, lo compró Benetton, se lo regalaron a un patacón y después lo compró Benetton a precio vil. Entonces, ¿somos Patria o colonia?, ¿somos mapuches o Benetton?, ¿respetamos a nuestros pueblos originarios?, ¿no nos duele que un hermano guaraní tiene que presentar el pasaporte cuatro veces para visitar a sus compañeros o compañeras de su Nación?

Resolvamos los temas que tenemos que resolver, abordándolos con responsabilidad, con seriedad y con los tapones de punta porque esto de la correlación de fuerzas lo único que hace es ponernos una anestesia para no hacer lo que tenemos que hacer. Si nosotros llevamos un programa, validamos ese programa en una elección con el voto popular no hay mayor legitimidad que ese voto popular para llevar adelante la transformación.