META FACEBOOK, METAVERSO nomás…

“La gente creará todo tipo de espacios. Hasta mundos. El teletransporte será activar un link, un enlace en internet. Hoy se nos ve como una empresa de redes sociales, pero nuestro ADN es el de una compañía que crea tecnología para conectar a las personas y el metaverso es la próxima frontera, igual que las redes sociales lo eran cuando nosotros empezamos. Metaverso te incorpora, donde en lugar de solo ver contenido, estás en él”.

Mark Zuckerberg

Las plataformas digitales, basadas en software y redes de comunicación de datos, no solo ejercen una forma de soberanía sobre los ciudadanos, sino que también determinan su comportamiento. Por tanto, es necesario cambiar el modelo de negocio de las redes sociales. Modelo por el cual a cambio de los servicios “gratuitos” ofrecidos pueden succionar la información personal de los ciudadanos/usuarios, tanto las que se entregan libremente como las que se deducen de su comportamiento.

El negocio de los datos, el big data que desarrollan los dueños de las plataformas, es producir esta información personal de forma rentable. Los 2900 millones de habitantes del territorio Facebook Inc (Facebbok + Instagram + WhatsApp), la isla de Facebook, le generó en el primer semestre de 2021 nada menos que 54.000 millones de dólares.

Somos los conejillos de indias, las redes sociales son la «caja Skinner» virtual, en las cuales los científicos de datos pueden anticipar nuestras elecciones e incluso determinarlas en función de los estímulos transmitidos. Los algoritmos son capaces de anticipar nuestros movimientos, las fake news son los estímulos, las plataformas son las que venden la posibilidad de hacernos cambiar de comportamiento.

Zuckerberg, durante la presentación de la plataforma de realidad virtual mostró varios casos de realidad aumentada sobre las personas que habiten en el metaverso, donde se moverían con sus avatares personalizados, los vestirían con ropa digital que comprarían dentro de ese mismo universo y acudirían a distintos eventos. En este universo paralelo se pudo ver una chica residente en Japón que decide, a través de metaverso, acudir a un concierto en Los Ángeles (EEUU) junto a su mejor amiga. En cuestión de segundos, el avatar de la chica japonesa se encuentra junto a su amiga bailando y disfrutando de la música en vivo. Una vez que ha terminado la función, ambas asisten de forma virtual a una tienda en la que compran gorras y camisetas digitales del artista.

Además, anunció nuevas experiencias relacionadas con metaverso que estarán disponibles para los usuarios de Oculus, su firma de cascos de Realidad Virtual. Entre ellas se encuentra Horizon Home, una aplicación de realidad aumentada que permitirá crear hogares virtuales en los que será posible invitar a otras personas que cuente con un dispositivo de este tipo para ver películas o jugar videojuegos. Esta plataforma se une al videojuego en línea Horizon Worlds y el espacio de trabajo mediante realidad virtual Horizon Workrooms.

De las crisis se sale para adelante, parecen entender el dúo Zuckerberg y Sandberg, su directora operativa y de productos.

Frances Haugen, declaró ante el Senado de EE.UU. sobre el ciber espionaje que hace la empresa. Entre los casos de violencia que involucran a la plataforma Facebook -aseveró- están las matanzas de Myanmar y lo que ahora está ocurriendo en la zona de Tigray, en Etiopía. Haugen decidió denunciar a la corporación, aduciendo que todo el sistema algorítmico de la empresa está concebido para producir un daño a la sociedad. Sostiene que la corporación favorece a las elites, que sus algoritmos alimentan la discordia, y que los traficantes de drogas y de trata de personas usan los servicios de Facebook sin ningún filtro o limitación.

Las consecuencias financieras del apagón de Facebook Inc del 4 de octubre generaron pérdidas de ingresos estimada en 160 millones de dólares.

“La caída de WhatsApp es como si repentinamente hubieran desaparecido del mapa un gran conjunto de países. La web no es solo frágil, sino completamente efímera. Tenemos la falsa sensación de permanencia que dan esos gigantes tecnológicos, con sus plataformas de muros arborescentes. Pero lo concreto es que nada perdura online, y se trata de una gran alucinación colectiva. Solo un apagón semejante al del 4 de octubre puede hacer reflexionar sobre sus hábitos y cómo encaran sus relaciones cientos de millones de personas. Creo que hay que poner en un primerísimo lugar el análisis de qué rol ocupa Facebook. Porque es un peligro concreto contra la democracia y contra la humanidad. Y si está off-line es menos peligroso que on-line”, afirma La France periodista de la revista The Atlantic.

El universo Facebook no es solo un sitio web, o una plataforma, o una publicación, o una red social, o una corporación o un servicio. Es todo eso, y además una corporación independiente con más poder que los Estados reales. Con metaverso tendrá su propio Estado virtual.

Sheera Frenkel y Cecilia Kang publicaron “Manipulados”, la batalla de Facebook por la dominación mundial.  En el mismo sostiene que Facebook INC. tiene todos los condimentos de una nación: un territorio, una moneda, una filosofía de gobernanza y una población. Solo que esta isla no está en ninguna parte, se configura en el mundo digital, y las únicas leyes que valen, así como la percepción de las ganancias, son exclusivas de la mesa que comanda Zuckerberg. “ Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg emprendieron juntos la construcción metódica y deliberada de un modelo de negocios despiadado basado en el crecimiento ilimitado”. 

¿Viviremos en un mundo donde Internet está cada vez más fragmentada y las empresas de tecnología sirven a los intereses y objetivos de los estados en los que residen, o las Big Tech arrebatarán decisivamente el control del espacio digital a los gobiernos, liberándose de las fronteras nacionales y emergiendo como una fuerza verdaderamente global? ¿O una tecno-élite asumirá la responsabilidad de ofrecer los bienes públicos que alguna vez fueron proporcionados por los gobiernos populares?

Es central comprender las perspectivas en competencia que determinan cómo estos nuevos actores geopolíticos ejercen su poder, porque la interacción entre ellos, está definiendo la vida económica, social y política del siglo XXI.

El neoliberalismo acuno el término “resiliencia” para describir una sumisión despolitizada mediante la cual el usuario se adapta al medio, es pro positivo en situaciones adversas, en general en contextos laborales, así el ciudadano pierde ciudadanía.

Reducir la crisis de Facebook INC. a un algoritmo fallido es reducir una verdad de alta complejidad, contextualizada por relaciones políticas, militares y de sistemas de información distante del conocimiento público.

*Alfredo Moreno. Computador Científico. Ing. TIC en ARSAT. Profesor TIC en Universidad Nacional de Moreno