Rusia aplasta el nuevo Maidán, ¿una guerra biológica se revela?

Los sucesos en Kazajistán han significado un profundo impacto geopolítico. Lo primero que podemos decir es que Rusia decidió apelar a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva y envió oficialmente 3.000 hombres en más de 70 vuelos militares en cuestión de horas, aunque también existen versiones extraoficiales que hablan de hasta 19.000 efectivos rusos. Los países miembros de la OTSC han enviado efectivos al país mencionado acompañando la iniciativa rusa. El resultado fue que, en cuestión de horas, ha sido aplastado lo que amenazaba hacer convertirse en un nuevo Maidán para cambiar el gobierno actual y reemplazarlo por uno pro-occidental.

Las acciones actuales tienen raíces en las que se efectuaron en el 2014 en Ucrania, pero que tuvieron un resultado diametralmente opuesto pese a las similitudes con lo sucedido en Almaty. El presidente Tokayiev guarda parecidos en su accionar previo con Yanukovych, quien hizo un trato con Occidente y terminó derrocado. Occidente cuando huele sangre lo percibe como un signo de debilidad y derroca a los traidores para poner a alguien de su confianza. En definitiva, si alguien es timorato o traiciona a los rusos, mañana puede traicionar a los EE.UU., por lo que debe ser reemplazado a la primera oportunidad.

Yanukovych creyó que coquetear con la UE le garantizaba el apoyo necesario para tener el favor de Occidente, pero no fue así, y lo descubrió cuando fue depuesto y obligado al exilio. Tokayev, junto con la oposición, había entregado a Occidente la industria del petróleo y el gas, e inclusive al igual que Lukashenko, había tendido puentes con la oposición antirrusa en su país.

Para entender lo que sucedió en marzo del 2021 basta comprender que Tokayev entregó el 74,5% de la producción de petróleo a las empresas Chevron, ExxonMobil, Royal Dutch Shell, el consorcio North Caspian Operating Company NV -compuesto por la misma  Royal Dutch Shell-, ENI y Total. Un virtual loteo del petróleo kazajo entre las empresas occidentales.

El otro valor kazajo a considerar es el uranio, donde la situación marca una presencia rusa con Rosatom y china con CGNPC, pero a ellas se le suma otra vez la presencia occidental o de sus aliados como la japonesa Energy Asia Limited, la canadiense Cameco, y las británicas Ganberg UK Ltd. y Gexior UK Ltd. (40%). El 82% del uranio kazajo es extraído por estas empresas

La situación entonces era compleja para el presidente kazajo quien coqueteaba con Occidente, pero las concesiones no solamente no lo fortalecieron sino que lo debilitaron en tiempos en que las posiciones se radicalizan y exigen definiciones.

Los problemas de Kazajistán no terminan acá: entre los años 2003-2005 los representantes del sur del país comenzaron a expulsar a los del norte del aparato estatal. Lo hicieron con el apoyo de Estados Unidos mediante la conocida USAID; el Reino Unido con su British Council; y Turquía con la TICAE, la Agencia Turca de Cooperación y Coordinación.

El gobierno de Kazajstán otorgó en el 2019 en forma oficial subvenciones a 98 ONGs extranjeras occidentales, entre ellas la omnipresente Fundación Soros. Esas 98 ONGs fueron el tronco para que se constituyeran 23 mil nuevas, menores, y bajo control de las primeras en la República de Kazajstán. 

El líder de los opositores, Mukhtar Qabyluly Ablyazov, un polémico empresario involucrado en distintos escándalos de corrupción que lo llevó a estar en prisión y hoy se encuentra asilado en Francés, está ligado al Royal Bank of Scotland, al Barclays y al  HSBC. Una vez más la historia se repite, los Estados Unidos, el Reino Unido y algunos socios menores extienden su poder para condicionar a los gobiernos.

Dentro de este contubernio de intereses occidentales se encuentran terminales en Ucrania, donde el también opositor Aidos Sadykov y su familia se encuentran alojados en carácter de refugiados políticos. Desde Kiev quien se han emitido vídeos en apoyo a “los partisanos kazajos”, presuntamente los autores representan a la Inteligencia ucraniana.

Asimismo, Kazajistán tiene una posición geográfica estratégica como nexo conector entre la Federación de Rusia y la República Popular de China, quien necesita gobiernos estables y amigos para su iniciativa Una Franja, Una Ruta. Además, China es vecino de Pakistán, cuyo corredor es la salida para Beijing hacia las aguas del Océano Índico, sorteando el cerco de la Marina de los Estados Unidos en su proyección hacia las costas chinas del Pacífico.

De igual manera podemos destacar que la sede de los misiles estratégicos rusos  portadores de los planeadores hipersónicos Avangard, imposibles de detener por los sistemas antimisiles de la OTAN, está a unos 20 km de la frontera y es sede del antiguo cosmódromo de Baikonur.

Cosmódromo de Baikonur, ubicación e imágen

El intento de Golpe entonces tenía múltiples objetivos y había sido pacientemente preparado para declararlo en el momento justo, coincidiendo con una ofensiva de Ucrania en tres frentes sobre el Donbass, que igualmente fue detenida por la resistencia rusoparlante. No podemos pasar por alto que los sucesos se dieron días antes de la Cumbre Rusia-Otan con el objetivo de definir una respuesta de la organización atlántica a las propuestas de paz de Rusia.  

Todo indica que la cumbre no tendrá buenos resultados debido al endurecimiento de la posición de Rusia, quien marca sus líneas rojas y exige que la OTAN no siga avanzando; así como que Georgia y Ucrania no sean admitidas como parte de la misma. La respuesta por parte de los Estados Unidos es advertir a Rusia sobre severas sanciones en caso de invadir Ucrania negándose a aceptar además las condiciones rusas

Volviendo al tema central, el presidente kazajo Kasim-Yomart Tokáev debió realinearse rápidamente con Moscú porque su cabeza estaba en juego, prueba de ello es haber descrito a los atacantes como “bandidos y terroristas muy bien entrenados, organizados y comandados por el centro especial. Algunos de ellos hablaban lenguas no kazajas. Hubo al menos seis oleadas de ataques terroristas en Almaty, con un total de 20.000″ y afirmando que «golpearon y mataron a policías y jóvenes soldados, incendiaron edificios administrativos, saquearon locales privados y tiendas, mataron a ciudadanos laicos, violaron a mujeres jóvenes. En mí básica opinión: no hay conversaciones con los terroristas, hay que matarlos.»

Tokáev además denunciala transferencia masiva de militantes a Kazajstán, con el objetivo de participar en protestas radicales y la posterior toma del poder en la república, se llevó a cabo desde el territorio de los estados vecinos, desde Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán, en base a las confesiones de los más de 4.000 detenidos y condenados.

La coordinación internacional de denuncias de los países occidentales contra la acción de la OTSC y la actitud combinada de la prensa globalista para presentar el intento de Golpe como una sublevación por el alza del precio del gas, demuestran una acción política enfocada al testeo de las respuestas rusas ante un simil de revoluciones de color, especialmente para poder evaluar su determinación y eficacia, así como también la firmeza de sus aliados de la OTSC

La vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova expresó que la “Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa ha mostrado una ‘vergonzosa’ falta de reacción a la persecución selectiva de periodistas en Kazajistán”; una respuesta decepcionante a los ataques aparentemente «selectivos». “La OSCE, que tiene un representante especial para la Libertad de los Medios de Comunicación que monitorea asuntos que van desde la libertad de prensa a la seguridad de los periodistas, ha demostrado una “vergonzosa” y “lamentable” falta de interés en el destino de los periodistas en Kazajistán a raíz de los violentos ataques de esta semana contra varias oficinas de medios de comunicación allí”

Sobre lo actuado por la representante de libertad de prensa de la OSCE, Teresa Ribeiro, preguntó Zajárova: “¿Necesita morir un periodista para que la señora Ribeiro llegue tan lejos como para publicar un tuit?”. Y luego agregó: “Sabían muy bien hacia dónde se dirigían y ciertamente no eran pacíficos«, “los atacantes destruyeron metódicamente todo a su paso, incluido el sistema de calefacción, los escritorios de trabajo y todo el equipo de telecomunicaciones. También supuestamente tenían walkie-talkies y “actuaron de acuerdo con un plan; estaban bien preparados y organizados”. “Los alborotadores primero inundaron la oficina con el agua de las válvulas de calefacción y luego prendieron fuego a la instalación, que finalmente ardió”, además “varias otras oficinas de medios pertenecientes a emisoras locales, incluidas Kazajstán TV, Khabar TV y el canal ‘Eurasia’, así como la agencia de noticias Sputnik, fueron atacadas de manera similar”, dijo Zakharova.

La vocera rusa también le respondió al Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, quien expresó la preocupación de Washington por la crisis en Kazajistán, al tiempo que puso en tela de juicio la necesidad de enviar las fuerzas de la OTSC al país. «Una lección de la historia: cuando tienes rusos en tu casa, puede ser difícil conseguir que se vayan«, expresó Blinken.

La Cancillería rusa respondió:«Cuando tienes estadounidenses en tu casa, puede ser difícil mantenerse vivo sin ser robado o violado». «Los indios de Norteamérica, los coreanos, los vietnamitas, los iraquíes, los panameños, los yugoslavos, los libios, los sirios y muchos otros desafortunados que tienen a estos huéspedes no invitados en sus ‘casas’ tendrán mucho que decir sobre el tema«.

La prensa global olvidó resaltar algunos detalles importantes, como que Rusia obtuvo el inmediato apoyo de China en su trabajo para controlar 15 instalaciones críticas, mientras que Turquía manifestó su apoyo al gobierno de Kazajistán.

Cuando todo parecía terminar, una noticia de última hora, otras vez ignorada por la prensa occidental, ha resultado sorprendente. Grupos de élite Alfa pertenecientes a las fuerzas especiales rusas conocidos como Spetsnaz han tomado el control de un laboratorio de alta seguridad de capitales estadounidenses ubicados en  Kazajistán.

La Viceministra de Defensa rusa, Tatiana Shevtsova, informó al Consejo de Seguridad de su país que el Centro Científico Kazajo para la Cuarentena y Enfermedades Zoonóticas (KSCQZD), ubicado cerca de Almaty, construído en el 2017 y financiado por los EE.UU., fue asegurado por sus fuerzas militares rusas para evitar que pueda haber una fuga de algún elemento patógeno. La agencia rusa estatal TASS se había hecho eco de un posible control del mismo por personas desconocidas manipulando materiales con trajes de bioseguridad. No es posible al momento saber si han podido sustraer algún agente biológico de peligro antes de la llegada y control del edificio por parte de las tropas rusas.

El complejo de este laboratorio fue sospechoso de haber sido el creador del virus SARS COV 2, virus que luego se diseminó en China para culpar a este país y dañar su economía e imagen. Kazajistán negó que este laboratorio estuviera fabricando armas biológicas, sin embargo existen serias dudas sobre la razón por la cual hay 6 laboratorios administrados por la Agencia de Reducción de Amenazas de la Armas de Destrucción Masiva en la Embajada de EE.UU. en Nur-Sultan, que invierte en este área en Kazajistán 400 millones de dólares en el estudio de agentes biológicos altamente peligrosos.

Esta situación nos recuerda las denuncias de Rusia hace algunos años sobre que EE.UU. estaba rodeando a su país -así como a China e Irán- con laboratorios sospechosos de ser creadores de elementos patógenos con capacidad de armas biológicas. Hoy Moscú puede obtener pruebas sobre esta acusación e inclusive existe una sospecha de que de estos laboratorios pueda haber salido el virus que produce la actual pandemia de COVID-19.

Hay investigadores que hacen notar que los brotes de la nueva cepa Omicrón, con tantas mutaciones sin estadíos intermedios, están cerca de esta red de laboratorios y que el origen de esta cepa, debido a estas mutaciones no pertenecientes al árbol filológico original, pueden ser creadas en un laboratorio y que hayan aparecido simultáneamente en distintos puntos resulta altamente sospechoso. 

La situación es compleja cuando el Consejo de Seguridad Biológica de la OTSC se abocará al estudio de la seguridad de los países miembros y hará recomendaciones para el caso. Pero existe un problema y es que son varios los laboratorios de este tipo que están en el territorio de los países de la OTSC bajo control de EE.UU.. Una situación que deja perplejos a los observadores de la política internacional y que si Rusia va  a fondo puede llegar a encontrar pruebas de la acción bioterrorista de EE.UU.

China y sus medidas exageradas con el cierre de ciudades con millones de habitantes bien pueden ser fruto de la preocupación de ser blanco de un ataque biológico. El contraste entre la realidad y lo que nos informan los medios y Estados es notable. El mundo está transitado por un camino plagado de incertidumbres. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *